Ventajas de usar Lucky Patcher en un Android rooteado

Lucky Patcher es un modificador de aplicaciones y videojuegos muy popular. Aunque es cierto que algunas de sus funciones precisan de privilegios de superusuario, esta herramienta funciona perfectamente sin acceso root. ¿Hasta qué punto compensa rootear un dispositivo para utilizar esta utilidad?

La ventaja principal es que muchas de sus funciones avanzadas quedan habilitadas. Si concedes acceso root a Lucky Patcher puedes hacer lo siguiente:

  • Mover cualquier aplicación a la partición del sistema.
  • Modificar los permisos de las aplicaciones, de manera que sean capaces de realizar nuevas acciones.
  • Disponer de un menú de parches es mucho más completo.
  • Utilizar la modificación avanzada mediante código hexadecimal, ideal para aquellos que tienen conocimientos más avanzados de programación.
  • Eliminar aplicaciones del sistema. Gracias a esta característica podrás limpiar tu terminal de bloatware.

Sin embargo, la lista de funciones que están disponibles sin acceso root también es larga y, quizá, es suficiente para ti. Por ejemplo, Lucky Patcher es capaz de extraer el archivo de instalación APK de cualquier aplicación. De este modo, contarás con una copia de seguridad del software que utilizas habitualmente. Además, seguirás teniendo a tu disposición una amplia gama de parches que te permitirán modificar tus juegos favoritos.

En resumidas cuentas, los permisos de superusuario permiten exprimir al máximo esta herramienta de modificación de aplicaciones. Entonces, dependerá de tus necesidades y tus conocimientos hasta qué punto será necesario el acceso root o no. No obstante, antes de tomar una decisión, no olvides los problemas de seguridad que conlleva conceder permisos tan elevados a este tipo de aplicaciones.