Cómo rootear con Magisk Manager

Magisk Manager no es capaz, por sí misma, de concedernos privilegios root. Ese proceso, que es diferente en cada dispositivo, debe realizarse antes de la instalación de Magisk Manager. Aunque está estrechamente relacionada con el mundo del rooteo, esta aplicación cumple con otras funciones. Magisk Manager es una herramienta que, principalmente, actúa como gestor de los permisos de superusuario.

Por lo general, para rootear un dispositivo con Android, deben hacerse cambios importantes en particiones sensibles del sistema de almacenamiento. Además, es necesario desbloquear el bootloader, o gestor de arranque. Esto, en muchos casos, puede acarrear una anulación de la garantía del fabricante. Si estás decidido a realizar este proceso, asegúrate bien de qué dispositivo posees y busca información sobre cómo obtener privilegios de superusuario.

Si tu terminal ya cuenta con acceso root, Magisk Manager es una herramienta imprescindible para gestionar qué aplicaciones hacen uso de ese privilegio. Sin embargo, esta aplicación va un poco más allá y ofrece algunas funciones muy interesantes. Por ejemplo, Magisk Manager tiene la capacidad de ocultar que un dispositivo ha sido rooteado a aplicaciones concretas. Así, podrás usar aquellas que, por lo general, no funcionan en un dispositivo modificado como, por ejemplo, la app de tu banco o Pokemon Go. Adicionalmente, cuenta con un instalador de módulos que te ayudará a aplicar una personalización más profunda al terminal. Por último, permite la modificación de archivos del sistema, incluidos los que solo tienen permisos de lectura.

En resumidas cuentas, Magisk Manager es la aplicación que necesitas después de haber rooteado tu dispositivo. Ten en cuenta que tanto el proceso de rooteo como el uso de esta herramienta, pueden acarrear graves consecuencias a tu dispositivo dejándolo, en casos extremos, inutilizable. Por eso, sé precavido y modifica tu sistema operativo solo si tienes los conocimientos adecuados.