Cómo descargar vídeos de YouTube con SnapTube

Descargar vídeos de YouTube utilizando SnapTube es un proceso muy sencillo. Tan solo debes abrir la aplicación y, desde su pantalla principal, pulsar en el icono del servicio. Gracias a su navegador integrado, podrás acceder directamente a la página de inicio de YouTube.

Descargar desde YouTubeDescargar desde YouTube

Utiliza el buscador para localizar el vídeo que quieres descargar.

Buscador de YoutubeBuscador de Youtube

Una vez te encuentres en los resultados de la búsqueda, abre el vídeo para iniciar su reproducción.

Abrir vídeoAbrir vídeo

A continuación, en la parte inferior derecha de la pantalla aparecerá un botón representado por una flecha orientada hacia abajo. Pulsa sobre él para iniciar la descarga.

Iniciar descarga de un vídeoIniciar descarga de un vídeo

Es el momento de seleccionar el formato y la calidad de la descarga. Hay algunas opciones en esta pantalla que merece la pena destacar. Por ejemplo, puedes obtener solo el audio del vídeo en formato MP3 y seleccionar la calidad de sonido. Por otro lado, si deseas descargar el vídeo completo, puedes escoger la resolución. La resolución máxima de descarga dependerá de la que tenga el vídeo original.

Elegir resolución de descargaElegir resolución de descarga

Después de escoger el formato y la resolución, la descarga se iniciará automáticamente. Recibirás una notificación cuando esta finalice. Asimismo, puedes consultar todas tus descargas desde el apartado My Files, disponible en la barra de navegación inferior.

Sección de descargasSección de descargas

SnapTube te obliga a utilizar un reproductor de vídeo propio, disponible en Google Play, para reproducir tus ficheros. Sin embargo, puedes utilizar tu reproductor favorito simplemente localizando el archivo en el almacenamiento interno de tu teléfono. Las descargas de SnapTube se alojan en la carpeta Downloads situada dentro de Snaptube.

Vídeo descargado en el explorador de archivosVídeo descargado en el explorador de archivos

Al abrir tu descarga desde el explorador de archivos, Android usará el reproductor predeterminado del sistema. No olvides que debes tener una licencia válida para almacenar, reproducir y distribuir el contenido que descargues desde esta plataforma.