Cómo espiar conversaciones de WhatsApp: mitos y realidades

En la actualidad no es posible espiar conversaciones de WhatsApp fácilmente. La app usa el cifrado de extremo a extremo, lo que asegura que solo tú y el receptor pueden leer los mensajes. Ni siquiera WhatsApp puede hacerlo. Todos los mensajes son cifrados y solo tú y el receptor tienen las claves para ver el contenido. Además, cada mensaje tiene un cifrado único con una clave única. Todo ocurre de forma automática y es una función que no se puede desactivar. No es raro encontrar programas, aplicaciones o webs que nos prometen acceder a la cuenta de otra persona y leer todos sus mensajes, pero son al 99,9% falsos.

Esto no quita que en el pasado e incluso hoy existan formas de espiar conversaciones en WhatsApp. Tus conversaciones son inviolables, con matices.

Espiar conversaciones de WhatsApp con WhatsApp Web

WhatsApp web es hoy por hoy la forma más simple de espiar conversaciones en algunos supuestos. El más habitual es que directamente nos dejemos la sesión iniciada en un equipo desbloqueado, cualquier persona que esté cerca podría ver nuestras conversaciones y enviar mensajes.

Otra posibilidad es que se tenga el dispositivo de la persona cerca y se pueda acceder a él. Más allá de la evidente posibilidad de mirar directamente las conversaciones en la app, existe una forma de espiar las conversaciones con un relativo secretismo.

Abre Google Chrome y visita la página web oficial de WhatsApp Messenger. Una vez en ella, pulsa el icono de los tres puntos verticales que hay en la esquina superior derecha, los que dan acceso al menú de opciones del navegador.

Visita la web de WhatsApp con Chrome para AndroidVisita la web de WhatsApp con Chrome para Android

Selecciona Desktop Site para ver la versión de escritorio.

Abre las opciones de Chrome y elige ver la versión de escritorioAbre las opciones de Chrome y elige ver la versión de escritorio

En la esquina superior izquierda, pulsa sobre WhatsApp Web.

Selecciona la opción WhatsApp WebSelecciona la opción WhatsApp Web

Toma el teléfono de la víctima, ve a Settings y selecciona WhatsApp Web.

Busca WhatsApp Web en el WhatsApp de la víctimaBusca WhatsApp Web en el WhatsApp de la víctima

Escanea con su móvil el código QR visible en la pantalla del tuyo.

Escanea el código QR de la web con el teléfono de la víctimaEscanea el código QR de la web con el teléfono de la víctima

Pasados unos pocos segundos se habrá activado WhatsApp Web en tu móvil con la cuenta de WhatsApp de la persona que quieres espiar y podrás moverte por todas las conversaciones. ¿Problemas de este método? Solo sirve para espiar, en el momento en que escribas algo te descubrirán, y si la víctima está usando la versión web o el cliente de Windows podría recibir el mensaje de que la app se ha abierto en otro dispositivo y levantar igualmente todas sus sospechas. Tampoco es de extrañar que WhatsApp actúe pronto para cambiar este comportamiento.

Espiar conversaciones de WhatsApp con copias de seguridad

Uno los métodos históricamente empleados para acceder a conversaciones ajenas de WhatsApp es hacerlo a través de las copias de seguridad. Alguien con acceso a la copia de seguridad podría ser capaz de restaurarla con ayuda de algunas herramientas.

Con el paso del tiempo la integridad de las copias de seguridad ha mejorado, pero todavía es posible que alguien espíe nuestras conversaciones si tiene acceso al dispositivo (WhatsApp guarda un backup diario de los mensajes de forma local accesible mediante un explorador de archivos), a la cuenta de Google Drive usada para almacenar copias de seguridad en la nube o a una tarjeta SD donde podamos haber hecho una copia manual. Es una opción remota para lo cual se requieren conocimiento técnicos informáticos altos o software forense avanzado, pero existe y no cabe descartarla.

Dentro de la seguridad informática existen empresas dedicadas al desarrollo y venta de software de espionaje o software forense. Son empresas que proporcionan toda clase de soluciones siempre y cuando se puedan pagar sus servicios, cosa que normalmente solo está al alcance de gobiernos y sus correspondientes agencias de seguridad: existe un mercado oscuro del espionaje de las comunicaciones que lógicamente no se publicitan en el tablón de anuncios del supermercado. Estas empresas son capaces de extraer información de cualquier sitio o de crear e introducir troyanos en el dispositivo de la víctima que pueden tomar el control absoluto, incluido el acceso a los mensajes de WhatsApp.

Otro software para espiar WhatsApp

Dicho esto, en ocasiones no todo es tan sofisticado. También existen empresas que ofrecen igualmente servicios de monitorización de comunicaciones para el ámbito doméstico más cercano. mSpy por ejemplo es un software pensado para vigilar lo que hacen los críos o los empleados de una empresa, pero no deja de ser posible usarlo para espiar el WhatsApp de cualquier persona si se tiene acceso a su dispositivo.

Antes de que WhatsApp se popularizara y Facebook adquiriera la empresa, existían métodos muy sencillos para espiar. En sus inicios, allá por el año 2009, era una aplicación pensada para comunicar a tus contactos qué estabas haciendo en ese momento por medio de los estados. De esa forma informabas si estabas disponible para responder una llamada o un SMS, pero no enviabas mensajes desde la propia aplicación como es posible hoy en día. La seguridad no era un tema prioritario ni una preocupación en una aplicación de este tipo.

En cuanto se introdujo la mensajería instantánea nació el interés por espiar las conversaciones. Uno de los primeros métodos en aparecer consistía en instalar la app WhatsApp Sniffer. Requería disponer en nuestro teléfono de permisos root y estar conectado a la misma red wifi que la persona a la que queríamos espiar (alguna red con una seguridad frágil), por ejemplo en un recinto público como una biblioteca. Una vez en funcionamiento era posible ver todos los mensajes que enviaban los teléfonos conectados a la misma red wifi, aunque aparecían todos mezclados: no era tan sencillo como entrar a una conversación y leerla, su utilidad real era bastante limitada ya que en apenas unos minutos acababas viendo un gran número de mensajes de todas las personas que estaban conectadas en la biblioteca sin saber quién hablaba con quién.

¿Cómo comprobar la privacidad de tus mensajes de WhatsApp?

Si el cifrado extremo a extremo de WhatsApp te genera dudas, siempre puedes comprobar su operatividad. Sitúate en una ventana de chat con algún contacto y toca en la parte superior el nombre de ese contacto.

Toca el nombre del contacto en una ventana de chatToca el nombre del contacto en una ventana de chat

Podrás acceder a distintos apartados, entre ellos Encriptación.

Entra en el apartado EncryptionEntra en el apartado Encryption

Allí puedes obtener un código QR que puedes escanear con el teléfono de tu contacto o al revés, para verificar que la encriptación funciona correctamente. También puedes comparar el código de 60 caracteres que hay justo debajo con el que aparece en el teléfono de tu contacto.

Código QR y numérico de encriptaciónCódigo QR y numérico de encriptación

Espiar conversaciones de WhatsApp es un tema central en la creciente problemática de la privacidad de las comunicaciones en Internet. Países como Estados Unidos o Gran Bretaña reclaman desde hace años a los desarrolladores de las apps de mensajería puertas traseras o contraseñas maestras que les permitan saltar el cifrado y leer los mensajes de personas implicadas en casos graves de violación de las leyes, y no se puede descartar que en el futuro se vean obligadas a ceder a tales pretensiones. De momento como has podido ver, espiar conversaciones de WhatsApp es prácticamente imposible a no ser que seas un avanzado ingeniero informático especializado en seguridad y criptografía o una persona muy pícara por no decir otra cosa.

Y dos detalles más:

  • Que no sea posible espiar conversaciones no significa que no haya otros datos públicos que dicen cosas sobre ti. Cualquier persona puede saber cuándo estás online y las horas de conexión si añade tu número a su agenda y monitoriza su ventana de chat contigo.
  • Espiar conversaciones privadas es delito: realizar cualquiera de estas acciones para espiar cualquier conversación privada de otra persona es ilegal. Constituye un delito de descubrimiento y revelación de secretos del artículo 197 del Código Penal, penado con hasta 4 años de cárcel. Por lo tanto, piensa muy bien lo que vas a hacer antes de actuar.