Programa mensajes para el futuro con Incubate

Dudo mucho que haya algún presente que no haya visto todavía la primera película de Terminator, pero por si acaso aviso: ¡ATENCIÓN, SPOILER! Ésta terminaba con Sarah Connor grabando mensajes en un magnetófono para el hijo que estaba en camino, John Connor, que le serían de gran utilidad cuando éste se convirtiese en el líder de la resistencia en la guerra contra Skynet y su ejército de máquinas.

Pues bien, si alguna Sarah Connor en potencia está pensando en dejar mensajes para el hijo que todavía no ha nacido debe saber que, a menos que tenga predilección por lo vintage, no necesita recurrir a tan rudimentario instrumento puesto que si tiene un iPhone puede hacerlo con Incubate, el messenger con retraso (y esto lo intepretas como quieras).

Vídeo, fotos y texto para el futuro

Básicamente esta aplicación funciona a modo de cápsula del tiempo. Es decir, que en vez de guardar en una caja una nota manuscrita, alguna foto entrañable, un puñado de cabellos (para cuando no tengas) o tu cromo preferido y enterrarla en el jardín para redescubrirla años más tarde, puedes programar mensajes con contenido multimedia adicional para el día y año que quieras.

A los propios desarrolladores lo cierto es que no les falta humor y han querido presentar la aplicación con este vídeo que nos traslada a un futuro postapocalíptico al más puro estilo Mad Max.

Ellos mismos hablan de futurizar los momentos, para lo cual sólo hay que seguir un proceso muy sencillo:

  • Añadir vídeo, foto y/o mensaje.
  • Seleccionas el amigo al que será dirigido.
  • Incubas el mensaje programando su fecha de entrega.

La gracia del invento es que el receptor nunca sabrá si van a llegarle mensajes y mucho menos quién lo envió hasta que lo abra en su momento.

Utilidades de Incubate

Pues desde luego a más de uno le puede hacer ilusión recibir un mensaje en su trigésimo cumpleaños grabado por sus padres el día que nació o rememorar alguna noche loca con los amigos años más tarde... cualquier cosa, vaya. Eso sí, como alguien reciba en el futuro un mensaje grabado por alguna persona querida ya difunta, el factor lacrimógeno está 100% garantizado.

Sin embargo se me ocurren situaciones más graciosas, como programar un mensaje para tu actual pareja y que cuando lo reciba en el futuro estéis separados y os odiéis a muerte.

Ahora bien, a la velocidad que avanza esto de la tecnología, igual no es buena idea programar a mucho tiempo vista. Igual los protocolos de comunicación ya han cambiado...

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?