Llega a España la música online de alta calidad. Llega TIDAL

Imagen corporativa de TIDAL
Probamos a fondo TIDAL en su versión web. Cuenta con interesantes características, como su reproducción en formato FLAC o el acceso a vídeos musicales, pero cuenta con aspectos bastante mejorables

En los últimos años ha habido unos cuantos músicos que se han involucrado en proyectos que aunan música y tecnología. Por ejemplo tenemos a Neil Young con el reproductor PONO o a Dr. Dre con los auriculares Beats que acabó por convertirse también en un servicio de música en streaming.

El último ejemplo (o igual a estas horas ya el penúltimo) es Jay-Z, que se ha invertido la friolera de 56 millones de dólares en TIDAL, un servicio de música en streaming que desde hoy 24 de febrero está disponible en España por un precio de 19'90€ al mes y con un periodo de prueba gratuito de 7 días.

En Malavida hemos tenido la oportunidad de probarlo puesto que se postula como una alternativa al aparentemente imbatible Spotify a priori interesante.

El paisano que trata de destronar a Spotify

Un servicio de música en streaming no debe ser suficiente en Suecia y por eso Aspiro, otra empresa sueca, ha lanzado el suyo. Lo hemos podido probar a fondo en su versión web y nos ha dejado un sabor agridulce. Algunas de sus características serán bienvenidas por los usuarios, pero otras no lo serán tanto... ¡Te las contamos!

Lo que nos gusta de TIDAL

Calidad de sonido

La característica de TIDAL que sin duda podemos destacar por encima de las demás, sin duda es su sonido sin pérdidas: reproduce en formato FLAC a 1411kbps, que es la misma bitrate que un CD. Ofrece dos opciones más de menor calidad: a 320kbps que es el máximo al que llegan sus competidores, y a 96kbps, un formato que se queda bastante justito.

Bitrates disponibles en TIDALBitrates disponibles en TIDAL

Vídeos

Una de las novedades que trae consigo TIDAL es la posibilidad de reproducir vídeos de los artistas, adelantándose así a YouTube Music Key. Hay que decir que todas las referencias no cuentan con vídeo y bastantes de los que tienen, son pocos los disponibles. De todas maneras resulta interesante contar con esta opción, que consigue una calidad aceptable de vídeo en la reproducción (aunque a veces se pixele).

Reproducción de vídeo en TIDALReproducción de vídeo en TIDAL

Interfaz

Se ha cuidado la interfaz en el sentido que es agradable a la vista. Y lo es por su diseño y tipografía, por sus colores (negro y distintos tonos de gris) y por la manera de indicar el menú activo, coloreando con un tono de azul que contrasta con la interfaz pero sin llegar a cegar.

Interfaz principal de TIDALInterfaz principal de TIDAL

También facilita la navegación, dado que las opciones son fácilmente reconocibles y no hay que ir más allá de dos niveles para encontrar lo que se busca (artista, disco, canción o playlist). A su vez, en las canciones, encontramos un menú desplegable que permite fácilmente añadirlas a favoritas, compartirlas, agregarlas a una lista de reproducción o crear una nueva...

Cuando navegamos por la discografía de un solista o grupo, disponemos de una vista general o de una más detallada que ofrece datos más completos (año, lista de canciones, radio del artista...).

Vista detallada de discografía en TIDALVista detallada de discografía en TIDAL

Reproducción

Los controles de reprodución situados en la parte inferior, son de un tamaño adecuado y accesibles. En definitiva, se ha cuidado la usabilidad.

Reproducción de TIDAL con historialReproducción de TIDAL con historial

Un aspecto que también nos ha gustado es que encontramos un historial de canciones reproducidas. A este historial además se añaden las canciones que tenemos en cola, tanto las pertenecientes a listas de reproducción como a los canales de radio. Para conservarla no hay más que guardarla y se almacenará como lista de reproducción y aunque parezca una tontería, es algo que se echa de menos en otros servicios similares.

Lo que no nos gusta tanto

Relación

Nos encontramos el mismo problema que en otros servicios de música y es el de la relación entre músicos. En este caso si acudimos a Related Artists nos encontramos con resultados demasiado genéricos. Es decir, que la etiqueta con la que se clasifica el género musical del artista no es tan específica como se podría desear.

Relación mejorable de TIDALRelación mejorable de TIDAL

Por otro lado, a los que estamos ávidos de nuevos descubrimientos musicales, limitar el listado de artistas relacionados a 10 nombres se nos puede antojar corto. También es cierto que no hay que forzarlo, y que tal vez un grupo sea tan inclasificable que sólo dos o tres puedan compararse a él... pero estos casos serán pocos.

Recomendaciones

Está bien que las recomendaciones corran a cargo de un editor propio de la plataforma puesto que alguien te abra los ojos musicalmente no debería de sobrar. Sin embargo, se podría ofrecer la posibilidad de recibir recomendaciones de acuerdo a tu historial de reproducciones o de artistas marcados como favoritos.

Recomendaciones de artistas en TIDALRecomendaciones de artistas en TIDAL

Interfaz

Aunque es cierto que os hemos hablado de su interfaz como una virtud, que lo es, es cierto que podría ser un poco más flexible. Poder personalizarla cambiando colores, tamaño de las fuentes, temas o características del reproductor, sería un aspecto bienvenido.

Interfaz poco flexible de TIDALInterfaz poco flexible de TIDAL

Concluyendo...

TIDAL de entrada causa buena impresión. Básicamente por aspectos como la calidad del formato FLAC o la posibilidad de reproducir vídeos musicales. Sin embargo pensamos que no va a ser suficiente atractivo para todo aquel que pueda sobrevivir escuchando música a 320 Kbps (sobre todo porque muchos serían capaces de reproducirla a 64 o 32 y no se darían cuenta...). Apunta buenas maneras pero a menos que en tu lista de prioridades se encuentren esa bendita tasa de bits por segundo de 1411 (no debería haber muchas más), no creemos que se vaya a convertir en tu nuevo reproductor de música en streaming preferido.

Ahora bien, lo señalado como mejorable no es en absoluto insalvable. A medida que se mejoren ciertos aspectos TIDAL puede resultar más que competente en el segmento de la música online, pero sería una pena haber nadado tanto para terminar ahogándose en la orilla.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?