Spring Ninja: el adictivo juego del ninja fondón

Portada de Spring Ninja
Los ninjas y los juegos simples y frustantes parecen no pasar de moda. Aquí presentamos el nuevo Spring Ninja, un juego que sí consiguió atraparme, aunque sólo fuera por unos días

Spring Ninja es un nuevo juego imposible para dispositivos iOS y Android que provoca incluso más frustración que el dichoso Flappy Bird que tanto dio que hablar el año pasado. El protagonista es un ninja demasiado gordo como para saltar por sí solo que no tiene más remedio que ponerse muelles en los pies para poder realizar sus entrenamientos de salto.

Salto, salto, chof...

El objetivo del juego no es otro que ayudar al simpático ninja gordito a calibrar sus altos para conseguir superar el máximo número posible de plataformas. Parece fácil pero no lo es. Cada plataforma tiene una altura y una distancia diferentes. Para poder superarlas, hay que dar toques más o menos largos y, en la medida de lo posible, mantener la paciencia para evitar precipitarse y acabar en el fondo del lago. El repetitivo "chof" al caer al agua acaba taladrando a cualquiera. En este caso la solución es simple: silencia tu dispositivo. Ayuda a la concentración.

Piénsatelo dos veces antes de tirarte a la piscinaPiénsatelo dos veces antes de tirarte a la piscina

La valentía tiene premio, a veces

Hay una forma de obtener más puntos con cada salto. Saltar de una plataforma a otra es más seguro pero correr riesgos puede tener recompensa. El pobre récord de treinta puntos que tanto me ha costado conseguir fue tras realizar 12 o 13 saltos acertados a lo sumo ya que, al saltar más de una columna, los puntos se multiplican. Se pueden conseguir hasta seis puntos al saltar 3 columnas a la vez.

Todo tiene un límite

En un artículo de este tipo se esperarían trucos o más información sobre los objetivos y las recompensas que se pueden conseguir. Pero en este caso tu máxima aspiración será la de conseguir una medalla de platino, nada más.

La esperada medalla de oroLa esperada medalla de oro

Te deseo suerte para conseguirlo. Yo no he pasado de la de oro y no pienso seguir intentándolo. Sí, es un juego divertido y bien desarrollado, con unos gráficos simples pero simpáticos y un personaje que cae bien (tanto en sentido literal como en sentido figurado). Tiene los ingredientes para triunfar pero también fecha de caducidad. Cuando el jugador se satura, no hay vuelta atrás.

Y tú, ¿hasta dónde has conseguido llegar con tu ninja?

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?