Cómo rootear tu Android y tener el control total

Cómo rootear cualquier smartphone y tablet Android
Si tienes un teléfono Android habrás oído hablar del root. ¿Qué es el root? ¿Para que sirve rootear un teléfono móvil o una tablet? ¿Cómo se hace? ¡Vamos a verlo!

En el mundo Android, rootear es exactamente lo mismo que el famoso jailbreak en dispositivos que corren con iOS. El acceso raíz -o root- permite tener acceso de administrador en nuestro dispositivo, lo que nos ofrece la posibilidad de modificar el sistema a nuestro gusto, cambiar el sistema operativo y usar aplicaciones que expanden nuestra experiencia de usuario como Xposed. Aunque esto puede parecer un proceso complicado, hay métodos que permiten rootear nuestro terminal en cuestión de segundos, y uno de los más famosos es el que proporciona la herramienta Kingo Root.

¿Qué es rootear un smartphone?

Por si alguno no lo sabía, Android es un sistema operativo basado en Linux. Eso significa que, con las herramientas adecuadas, podemos conseguir acceso raíz al sistema, el equivalente a Administrador en Windows. Este acceso viene protegido por defecto para evitar la manipulación del sistema por manos ajenas y "mantener la integridad del mismo", pero si sabemos qué estamos tocando y qué estamos haciendo, las posibilidades que se nos abren son infinitas.

Con el rooteo de un dispositivo instalamos los binarios SU, es decir, conseguimos permiso de Super Usuario, lo que nos permite dar y denegar el acceso root a las aplicaciones que nos lo pidan. De esa manera podemos optimizar el rendimiento del terminal, cambiar la ROM -la versión del sistema operativo- y personalizarlo aun más.

Activar root en Android en 4 pasos

En este artículo os mostraremos una guía para rootear casi cualquier dispositivo Android con una única aplicación: Kingo Root. Este desarrollador ha creado una app que, una vez la hayamos instalado, nos concederá acceso root en nuestro dispositivo Android. Solo necesitamos dos cosas:

  1. Comprobar que nuestro dispositivo es compatible visitando este enlace.
  2. Descargar Kingo Root App e instalarlo en nuestro ordenador
Kingo Root App es todo lo que necesitas para rootear tu terminalKingo Root App es todo lo que necesitas para rootear tu terminal

Una vez hayamos hecho, podemos pasar al tutorial. Para conseguir rootear tu terminal o tablet, solo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Instalar Kingo Root App en tu ordenador.
  2. Habilitar USB Debugging en tu smartphone. Para ello, nos vamos a "Información del teléfono" y buscamos "Número de compilación". Ahora pulsa sobre esa casilla 7 veces. Cuando lo hayas hecho te dirá que eres desarrollador. Vuelve atrás y busca una nueva opción que se llama "Opciones de desarrollo", y ahí marca la casilla de "USB Debugging".
  3. Abre Kingo Root en tu ordenador y conecta tu teléfono por USB una vez esté abierto. Verás que en tu teléfono sale un pop-up que dice algo como "¿Permitir USB Debugging?" -varía en función de la versión de Android y el teléfono que sea-. Pulsa sobre "Permitir siempre en este ordenador" y luego pulsa OK.
  4. Haz click donde dice "Root" en tu ordenador y espera. Tras unos cuantos segundos, tendrás acceso root en tu terminal.

Mi recomendación ahora es que descargues la aplicación SuperSu de Chainfire. Es el mejor gestor de permisos root, y es gratis. Cuando la instales te dirá que necesita instalar los binarios. Dile que sí, espera, y luego desinstala la aplicación Kingo Root que ha aparecido en tu terminal.

Así es como se habilita el USB DebuggingAsí es como se habilita el USB Debugging

Si luego te arrepientes de haber rooteado el dispositivo, puedes revertirlo siguiendo el mismo proceso. Abres Kingo Root, conectas el teléfono por USB y pulsas en "Unroot".

¿Para qué rootear un Android? Ventajas e inconvenientes

Por supuesto, como todo en esta vida, este proceso tiene sus ventajas y sus desventajas, que debes tener en cuenta antes de hacer nada. Vamos a ver cuáles son las más importantes, y una vez las conozcas, decide por ti mismo si te compensa o no.

Ventajas

  • Acceso completo a cualquier rincón de tu terminal.
  • Poder desinstalar las aplicaciones del fabricante.
  • Usar aplicaciones que antes no podías usar (SD Maid, Titanium Backup, AdAway...).
  • Cambiar la ROM de tu smartphone (esto es lo mejor, y además es adictivo).
  • Modificar el comportamiento de la CPU, GPU y el kernel.
  • Instalar Xposed y personalizar al máximo tu terminal.
  • Hibernar aplicaciones.
  • Es un proceso completamente reversible.

Inconvenientes

  • Pierdes la garantía del teléfono (que se recupera cuando quitas el root).
  • Un fallo en el proceso puede ser letal para tu teléfono.
  • En algunos dispositivos puede causar inestabilidad.
  • En algunas ocasiones, los fabricantes bloquean algunas funciones al ser root (los Sony Xperia Z3 bajan la calidad de su cámara, por ejemplo).
  • No sirve de nada si no estás dispuesto a "jugar" con tu teléfono.

Esto es todo lo que necesitas saber antes de lanzarte a rootear tu dispositivo. Si, finalmente, te has animado a hacerlo, cuéntanos tu experiencia en los comentarios. A nivel personal, desde que tengo un teléfono Android he ido metiéndome en este mundillo de Android avanzado, cambiando la ROM e instalando aplicaciones, y cuando aprendes a moverte, no puedes vivir sin ser rootAnimaos y juzgad por vosotros mismos.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?