iPhone 5s, imbatible como todos los iPhone

Ha pasado casi una década desde que Steve Jobs y Apple revolucionaran el mercado de la telefonía móvil. Aquel verano de 2007 dio el pistoletazo de salida con un nuevo hit pseudomusical del verano, alejado de la tradición latina que precedía tan castizo subgénero, que regresó a los orígenes con la muy olvidable Opá, yo viazé un corrá

Lejos, en Estados Unidos, Jobs presentaba un artilugio que llegaba precedido de una profecía que habíamos escuchado cientos de veces pero que, en esta ocasión, se cumplió. “Hoy presentamos tres productos revolucionarios” desafió el entonces director ejecutivo de Apple. “El primero, un iPod de gran pantalla con colores táctiles; el segundo, un revolucionario teléfono móvil; y, el tercero, un rompedor dispositivo conectado a Internet” explicó para concluir que “no son tres dispositivos separados, es uno solo y lo hemos llamado iPhone; hoy Apple va a reinventar el teléfono”.

Culminaba, de este modo, una investigación de casi cuatro años en los que la compañía había apostado por el desarrollo de la tecnología táctil al no acabar de convencerse ante las PDA y las primigenias tablet que empezaban a sacar la cabeza. Desde luego, nada volvió a ser igual, ni siquiera para una competencia que tuvo que reaccionar, en muchos casos, a contrapié y supo lanzar óptimas herramientas en su día llamadas a acabar con la supremacía del iPhone pero que jamás llegaron a hacerle cosquillas al indiscutible dominador del sector durante casi una década. Sólo el año pasado, el iPhone vendió ciento noventa millones de aparatos.

Verdugos del iPhone... O eso creían ellos

1. HTC Touch

HTC TouchHTC Touch

Contrariamente a lo que pueda pensarse, el iPhone no fue el primer móvil con pantalla táctil del mercado. Este honor recayó sobre el HTC Touch, que se puso a la venta quince días antes que el iPhone, en junio de 2007. Esta compañía fue de las primeras en detectar el cambio de rumbo que se avecinaría después de la legendaria presentación de Jobs y optó por la estrategia de ‘quien pega primero, pega dos veces’. Sin embargo, su interfaz táctil mixta, ya que se podía utilizar tanto con el dedo como con stylus, era muy poco sensible, lo que dificultaba mucho la experiencia del usuario.

2. LG KU990

LG KU990LG KU990

También LG quiso reaccionar sin demora ante el cambio de tendencia que estaba a punto de desvelar Apple y aunque el LG KU990 saliera unos días más tarde que el ingenio de HTC, logró adelantarse al iPhone unos días.

Este aparato presentaba una cámara fotográfica mucho más potente que la de HTC, que alcanzaba los 5 megapíxeles por los 2 del HTC Touch, además de zoom óptico y flash, lo que le valió la fama de ser más bien ‘una cámara con teléfono’ que ‘un teléfono con cámara’. De nuevo, la falta de sensibilidad de su pantalla, unida a un procesador lento, restaron comodidad a su experiencia de uso, circunstancias que la compañía no solucionó en su siguiente lanzamiento, en noviembre de aquel mismo año, ya con el iPhone en circulación.

El LG Voyager presentaba un diseño completamente distinto, sumando un teclado físico QWERTY, que aparecía abriendo el teléfono como si fuera una libreta, a la interfaz táctil de la pantalla, que mantenía tanto la falta de sensibilidad del modelo anterior como la lentitud del procesador.

3. Samsung SGH-F480

Samsung SGH-F480Samsung SGH-F480

El gigante surcoreano irrumpió con fuerza en mayo de 2008. Como sus competidoras, presentaba experiencia como desarrollador de la generación anterior de telefonía móvil, pero a diferencia de los fabricantes mencionados, optó por no precipitarse y desarrollar una tecnología táctil a la altura del iPhone.

En mayo de 2008 puso a la venta el Samsung SGH-F480, un aparato que tomaba lo mejor de cada uno de sus predecesores pero que se quedaba a la mitad en todo. Ofrecía la pantalla con más sensibilidad del mercado, iPhone aparte; estaba equipado con una cámara de cinco megapíxeles y flash, además de un precio mucho más competitivo que el que pedía el engendro de Apple. Sin embargo, la falta de conectividad WiFi lo convirtió en un producto mejorable.

4. BlackBerry Storm

BlackBerry StormBlackBerry Storm

La revolución táctil pilló a la contra a BlackBerry, que había apostado por un concepto completamente distinto al de Apple, con su teclado físico y el SureType. Y aunque acabara virando hacia la tecnología táctil, el fabricante canadiense quiso hacerlo a su manera.

Desarrolló una pantalla táctil que se ‘hundía’ al utilizarla. Su cámara de 3,2 megapíxeles no presentaba grandes mejoras respecto a los modelos predecesores, aunque su punto fuerte era la facilidad de uso de las redes sociales. Sin embargo, la propuesta no cuajó, arrasada por la fiebre del iPhone, y en 2010 acabaría por rendirse con la publicación del Storm y del Torch, dos buenos aparatos pero que llegaron demasiado tarde al mercado.

5. Palm Pre

Palm PrePalm Pre

Este aparato, lanzado con retraso en España a finales de 2009, presentaba una interfaz sensible, fácil y cómoda a todos los niveles, desde un tamaño adaptado a la palma de la mano a un sistema operativo sencillo, visual y eficaz, pasando por un navegador web muy rápido y un teclado físico que aparecía a modo de cajón. Sin embargo, los servicios eran muy limitados, al ofrecer una lista de aplicaciones para descargar que se limitaba a las redes sociales y poco más. Esta circunstancia disminuyó su popularidad

6. Motorola Milestone

Motorola MilestoneMotorola Milestone

La compañía norteamericana, uno de los pioneros más importantes en la década anterior, cuando la telefonía móvil luchaba por encontrar su espacio, lanzó su propuesta para la nueva generación con un aparato que fusionaba el diseño vertical con teclado del LG Voyager con el concepto ‘cajón’ del Palm Pre en noviembre de 2009.

Publicitado durante meses como algo ‘rompedor’, no presentó grandes novedades en ningún aspecto. Ni la pantalla, ni el trackpad, ni la cámara con flash, ni el sistema operativo Android, desaprovechado como confirmaría Google al cabo de dos meses, aguantaron dos asaltos con el iPhone.

7. Google Nexus One

Google Nexus OneGoogle Nexus One

Apenas despuntó el 2010 y Google puso a la venta su interpretación de la telefonía móvil, un aparato veloz y cómodo, con cámara de 5 megapíxeles y flash, además de aprovechar al máximo las posibilidades de Android, que permitían al usuario sincronizar agendas con las redes sociales a través de una resolución muy elevada. Fue la máquina que mejor aprovechó la tecnología Android, además de ofrecer un diseño muy parecido al del iPhone que quería combatir, pero aun así, su pantalla no acababa de ser tan precisa como sí lo era la del aparato de Apple.

8. Sony Ericsson Xperia

Sony Ericsson Xperia X10Sony Ericsson Xperia X10

En 2010 ya había quedado claro que el campo de batalla en el que se libraba la lucha por el liderazgo del sector de la telefonía móvil era la pantalla. Sabiendo esto, Sony reaccionó a lo grande. No es un recurso estilístico. En febrero de 2010 presentó un aparato con una pantalla de 4,2 pulgadas, por 3,5 del iPhone, con una sensibilidad y una respuesta óptimas, ingredientes que permitían una navegación web más que cómoda. Su mayor debe fue la poca usabilidad del sistema operativo, que obligaba a realizar muchas acciones para realizar una tarea tan simple como responder un correo.

9. Windows Phone 7

Windows Phone 7Windows Phone 7

A finales de 2010 sólo faltaba un actor por unirse a la telefonía móvil inteligente. Era, cómo no, Microsoft, que en octubre publicó el Windows Phone 7, un aparato con un diseño externo muy cuidado, el sistema operativo no tanto, y grandes prestaciones de sincronización de todo tipo de servicios. Sin embargo, pecaba de los mismos fallos que se le habían achacado a Windows durante su historia. A saber, al cabo del tiempo tardaba en reaccionar, ralentizando cualquier proceso o tarea, y a menudo hasta se quedaba colgado. Además, su reducido catálogo de aplicaciones no consiguió que se convirtiera en una alternativa al iPhone. En 2013, un año y medio después de su nacimiento, apenas ostentaba el 4% de la cuota del mercado.

10. Samsung Galaxy S II

Samsung Galaxy SIISamsung Galaxy SII

Fue Samsung quien consiguió amenazar la supremacía de iPhone a través del Galaxy. La versión SII, publicada en febrero de 2011, marcaría el camino a seguir de la compañía surcoreana durante los años venideros, ejerciendo de polo opuesto, curiosamente a través de un aparato creado a imagen y semejanza del iPhone, ante Apple, con quien mantendría varios litigios legales en cuanto a patentes, con criterio dispar en función de si el caso se juzgaba en Estados Unidos o de si se hacía en Seúl.

El SII presentaba una cámara de 8 megapíxeles y la tecnología visual SuperAMOLED Plus, que debía hacer sombra a la pantalla Retina de Apple. Su procesador de doble núcleo, además, aumentaba la velocidad y el rendimiento de la máquina. Por otra parte, también ofrecía la batería más durable del mercado.

11. Huawei Ascend Mate 7

Huawei Ascend Mate 7Huawei Ascend Mate 7

El Lejano Oriente se ha consolidado como la mayor alternativa a la propuesta norteamericana. Los últimos años, al margen de la consolidación de Samsung como mayor competidor de Apple, han aupado a la compañía china Huawei como un rival a tener muy en cuenta. Ya el año pasado vendió 75 millones de terminales y se situó como el tercer fabricante mundial de smartphones. Su buque insignia, el Ascend Mate 7, a la venta desde octubre de 2014, sigue la estela de Samsung pero intenta ir más allá.

Con un innovador diseño de pantalla carente de bordes, ofrece una exclusiva carcasa trasera equipada con cámara de videoconferencia de 5 megapíxeles, otra fotográfica de 13, indicador LED y un lector de huellas dactilares con funciones nunca vistas. Sin embargo, son su precio y el hecho de tener la batería más duradera del mercado los argumentos que han convencido a millones de usuarios en muy poco tiempo, amenazando las posiciones tanto de Apple como de Samsung.

Bonus: lo nuevo de Nokia

La compañía finlandesa fue la gran dominadora del mercado durante la década que precedió el advenimiento del iPhone. En alguna fase llegó a vender el 70% de los móviles de todo el planeta pero no supo reaccionar ante la nueva era y acabó vendiendo el negocio a Microsoft en abril de 2014. Sin embargo, Nokia está lista para volver a las andadas tal y como ha confirmado su portavoz, Robert Morlino, a través del blog de la compañía, que en estos momentos busca un socio que fabrique el hardware después de experimentar en el sector de las tabletas con la Nokia N1, lanzada hace aproximadamente un año. Si fuera cualquier otra compañía, las promesas de “innovación y tecnología propia” lanzadas por Morlino podrían oler a vacío. Tratándose de alguien como Nokia, habrá que estar atentos al 2016, cuando está previsto que aparezca este nuevo terminal.

Poco a poco, picando piedra, han sido muchas las compañías que han luchado para romper la hegemonía del iPhone hasta el punto de lograr que la compañía de Palo Alto modificara sus principales credenciales, como el tamaño de la pantalla de su teléfono. Hoy, Samsung sigue manteniendo el pulso hasta que, como hizo Jobs en 2007, alguien vuelva a romper las reglas establecidas y lleve el sector mucho más allá de lo imaginable actualmente.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?