Silueta de asesinato

Twitter se ha convertido en una fuente de información para muchos internautas. Ya se sabe: se informa prácticamente en tiempo real y permite seguir aquello que más importa a la gente. Sin embargo en el afán por ser el primero en dar o conocer una noticia, se nos suele olvidar esa costumbre tan sana de contrastar la información y damos veracidad a cualquier alucinada.

Y una de las consecuencias con la que más veces nos solemos topar en la red social de los 140 caracteres es la de las muertes falsas de famosos y famosillos. No importa a qué ámbito dediquen su vida profesional, los tuits asesinos no entienden de eso y tan pronto matan al presidente de Estados Unidos como al Papa o a Leo Messi.

Twitter ha matado más gente que el tabaco

Es difícil presentar un greatest hits de muertes falsas tuiteras porque hay mucho y dónde elegir. Quizá lo mejor sea dedicarse a aquellos que levantan pasiones allá por dónde van y que cualquier noticia sobre ellos es incapaz de dejar indiferente a nadie.

Lo malo es que muchos de estos tuits han sido borrados por lo que sólo es posible recurrir ya a capturas de los mismos o a usuarios que han reaccionado. Muchos de ellos no tienen desperdicio.

Falsas muertes en Twitter de políticos

Políticos han muerto unos cuantos en Twitter... muertes que han sido lloradas y jaleadas a partes iguales (ya conocemos de sobra esta afición muy nuestra de tomarnos la política como los partidos de nuestro equipo). Figuras de la talla de Obama, asesinado por Fox News o Fidel Castro han pasado a mejor vida en 140 caracteres.

Otros personajes de la vida política también, como el ínclito José María Aznar, aunque a éste lo mató primero la Wikipedia inglesa y acabó generando el hashtag #AnimoAznar. Más de uno se iría a buscar el cava al leer estos tuits.

Harry Styles y otras tragedias musicales

El directioner Harry Styles está de moda estos días porque va a protagonizar la nueva entrega de 50 Sombras de Grey. Pero antes de que sucediese eso fue un auténtico dramón para sus fans leer el tuit que anunciaba su defunción.

Bon Jovi también tiene su sitio en la cripta tuitera. Se lo tomó con bastante humor y declaró que si estaba muerto el cielo se parecía bastante a New Jersey.

David Guetta murió en un accidente de tráfico... al parecer el accidente sí tuvo lugar pero sus consecuencias fueron exageradas en Twitter.

Paulina Rubio, Ricky Martin o Justin Bieber, este último tantas veces ya que ni se sabe, también han fallecido en 140 caracteres.

Los deportistas también se mueren

Los deportistas, cómo no, también han sido ajusticiados en la red social. Si a Obama lo mató Fox News al astro argentino del fútbol, Messi, lo hizo la redacción de deportes de la misma cadena:

Pero la CNN también ha hecho sus pinitos en esto de los falsos rumores de muertes de deportistas. Ellos anunciaron la muerte de Pelé a través de una cuenta asociada a la cadena. La información tuvo que ser desmentida, claro.

Matemos al Papa

A Benedicto Equis Uve Palito, conocido como Benedicto XVI, también le tocó lo suyo y además el responsable vino "desde dentro". Nada más y nada menos que del cardenal Tarcisio Bertone, que le despedía al más allá. Pero no, era tan falso el tuit como la cuenta.

Son muchos los famosos que Twitter ha enviado a criar malvas: Beckham, Lina Morgan, Lady Gaga, César Millán, Britney Spears, Will Smith, Miley Cyrus, Shakira, Paris Hilton, Tiger Woods, Justin Timberlake... y la lista aumenta y aumenta.

Pero no podemos olvidar que existe la antítesis de lo hasta ahora propuesto. Es decir, están por un lado los tuits que "matan" famosos pero... ¿Qué pasa con los que desmienten sus muertes? Próximamente, no lo dudéis.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?