Refugees welcome

Cada día llegan 3.000 refugiados sirios a Europa. Desde que el conflicto armado que ha castigado a su país de origen empezó hace cuatro años, las personas que huyen de la guerra han intentado llegar a las costas europeas buscando seguridad y un futuro para sus familias. Se trata de un drama humano de proporciones gigantescas. Su magnitud es tal que el simple hecho de ver las cifras asusta, y no parece que haya un remedio a corto plazo. Muchas personas están tomando cartas en el asunto e intentando ayudar de la mejor manera que pueden: cooperantes, voluntarios y personas desplazadas a los puntos de llegada intentan atender a quienes escapan de los bombardeos lo mejor que pueden.

La ayuda no se limita sólo a la presencia física. También ha habido empresas tecnológicas que han reconocido el drama de los refugiados sirios. Los ciudadanos que lo han deseado han podido, por tanto, aprovechar la tecnología para intentar aportar algo de ayuda.

El blockchain al servicio de los refugiados

Como primer ejemplo de lo que la tecnología puede hacer por los desplazados sirios vamos a hablar de un proyecto español que lleva desarrollándose desde marzo de este año. Con él se pretende utilizar la tecnología de las cadenas de bloques o blockchain que se utilizan dentro del mundo Bitcoin para ayudar gestionar mejor los flujos migratorios en las ONG.

La idea surgió dentro del marco de HackForGood, un evento auspiciado por Telefónica en el que se busca que más de mil hackers den una respuesta tecnológica a problemas reales de la sociedad. Se desarrolló en tan sólo un día y medio, con el objeto de aplicar las tecnologías de las cadenas de bloques y el P2P en una red de equipos descentralizados que puedan gestionar toda la información. Esto permitirá mantener un censo de las personas que entran al continente a través de puntos de ayuda o en campametos, su identidad, de dónde vienen y a dónde tienen pensado dirigirse.

A través de la cadena de bloques, tal y como ya explicamos aquí, si en una base de datos se cambia un registro se actualiza en toda ella aunque no esté centralizada. Esto se debe a que cada equipo tiene una copia de la misma, y gracias al P2P intercambian los datos que la componen.

Una ventaja importante de usar blockchain para la gestión de los flujos de migratorios es que es imposible de censurar. El sistema basado en blockchain no puede ser alterado por nadie, ni tan siquiera las propias ONG, de manera que se garantiza siempre la máxima transparencia de los datos.

Reconnect, el proyecto de Google para la educación y la formación de desplazados

Chromebook funcionandoChromebook funcionando

Pongámoslo de forma simple: cuando los refugiados consiguen entrar en un nuevo país tienen una serie de prioridades que atender primero. Estas incluyen un techo, comida y acceso a la sanidad. Una vez las han satisfecho tendrán que aprender el idioma del país de acogida, adquirir habilidades que les permitan trabajar en el nuevo país o continuar sus estudios. Todo esto es un esfuerzo para reconectar con su vida anterior, lo que da nombre al proyecto Reconnect de Google.

A través de este proyecto, la empresa del buscador ha invertido 5,3 millones de dólares para equipar a las ONGs con Chromebooks. De esta forma se espera facilitar a los refugiados el acceso a la educación y a la formación. Actualmente, las primeras organizaciones no gubernamentales que se inscribieron en el programa están a la espera de recibir sus ordenadores.

Aplicaciones móviles para ayudar a los refugiados

Los teléfonos móviles son herramientas a las que prácticamente todo el mundo puede acceder. Tal y como se ha recogido en medios internacionales como The Times of Israel, durante las travesías que llevarán a los refugiados a territorios en paz los móviles, las baterías externas, Facebook y WhatsApp son muy importantes. De esta forma pueden usar las redes sociales para planificar y documentar su viaje, encontrar habitaciones donde dormir y ocuparse de cierta burocracia.

Hay, además, otra forma de conseguir ayuda a través de aplicaciones específicas para teléfonos móviles.

Gherbtna, para los que se quedaron en Turquía

La proximidad geográfica de Siria y Turquía hace que sea un destino natural de quienes huyen de la guerra. Para todos ellos ha nacido Gherbtna. Se trata de una aplicación que ofrece una guía paso a paso sobre cómo conseguir ayuda en el país, así como consejos para buscar un alojamiento, servicios médicos, comida y servicios escolares. La aplicación lleva ya más de 10.000 descargas, y ha sido desarrollada por un desplazado sirio.

Welcome to Germany, pensada para los desplazados hasta Alemania

Alemania es uno de los países europeos a donde más refugiados sirios han llegado. Dada la avalancha de personas desplazadas que han llegado hasta sus fronteras, desarrollar Welcome to Germany era algo natural. Funciona de forma muy similar a Gherbtna, y está disponible en árabe, inglés, y alemán. La aplicación ya se encuentra disponible para Android e iOS.

Facebook, el gigante social se suma a la causa indirectamente

Distintas organizaciones no gubernamentales o plataformas en favor de los refugiados han demostrado ya el enorme poder de convocatoria que Facebook tiene para apoyar a quienes lo necesitan. En España lo hemos visto en las convocatorias para manifestaciones o para detener desahucios. A través de la red social se han organizado plataformas y grupos de ayuda para trabajar activamente en los campamentos, ya sea llevando comida, ropa o asistencia médica.

En Canadá estan preparando algo similar a Gherbtna

Canadá también está acogiendo refugiados sirios. En 2015 llegaron 26.000 refugiados, y este año la cifra debería aumentar. Es por esto mismo que dos desarrolladores de Toronto están creando una especie de asistente personal para refugiados, que además funcionará de forma similar a Gherbtna y Welcome to Germany. Este proyecto, insistimos, sigue todavía en desarrollo activo.

Parar el drama humano es imposible, pero está claro que la tecnología puede ayudar a aliviar a los desplazados mientras se aclimatan a su nueva situación. Estos son sólo algunos ejemplos, que seguramente aumentarán en el futuro.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?