Super Mario 3D World

Flappy Bird, ese fenómeno viral de los juegos móviles que volvió loco a medio mundo, no acaba de morir del todo. Da igual que su creador lo retirase de las principales tiendas de aplicaciones, da igual que se quisiese enterrar en el olvido de los videojuegos para nunca jamás rescatarlo. Nada de eso importa: el maldito pájaro se empeña en volver, cada cierto tiempo, en forma de clones. Algunos como Flapthulhu son un claro ejemplo de las vueltas que se le puede dar a un concepto si se le echa algo de imaginación, y hasta el easter egg de Android 6.0 Marshmallow lanza un guiño a Flappy Bird.

Si pertenecéis a la categoría de lo que se ha dado en llamar “gamers con solera” —o lo que es lo mismo, que andáis por la treintena—, a ninguno se os habrá escapado que las tuberías de Flappy Bird deben mucho al universo de Super Mario Bros. Pues bien, un youtuber llamado Seth Bling ha conseguido codear Flappy Bird entero dentro de Super Mario World. Y, además, ha conseguido cambiar al dichoso pajarito por el fontanero más popular de todos los tiempos.

Productos de merchandising de Flappy BirdProductos de merchandising de Flappy Bird / James Honeyball editada con licencia CC BY-SA 2.0

Flappy Bird con Mario de protagonista

Lo que Bling ha hecho ha sido usar el avatar de Mario como método de entrada para después explotar un glitch que permite que las coordenadas de Mario puedan escribir instrucciones binarias en la memoria del sistema. Esto método se llama “inyección de código”, en el que instrucciones ajenas al programa original se colocan de forma artificial en él.

Este exploit había sido utilizado anteriormente por ordenadores, pero nunca había sido realizado completamente por un ser humano. El hardware usado en este proceso es una Super Nintendo sin modificar, con unos cuantos mandos extra con ciertos botones pulsados de forma constante.

¿Cómo se ha podido meter Flappy Bird en Super Mario World?

Tal y como han contado en Popular Science, imagínate que tu ordenador o tu teléfono no tuviesen un teclado, sino que en su lugar cada letra estuviese dispuesta en una larga línea. Para elegir una letra tendrías que mover un cursor y hacer clic en ella. A través de una serie de exploits, Bling pudo escribir el código entero de Flappy Bird usando coordenadas específicas marcadas con los mandos en un nivel concreto de Super Mario World, que se corresponde con un byte de código concreto.

Para poder marcar estas coordenadas utilizó el contador de monedas de Mario, y había podido marcar anteriormente cada movimiento a mano. La forma de poner en marcha este… ¿Flappy Mario? es, en primer lugar, dotar a Mario con muchos power-ups, un glitch que después permite ejecutar código externo. Después escribió un cargador de arranque para lanzar el códigode Flappy Bird, antes incluso de escribir el juego completo.

Toda la operación se transmitió en vivo en Twitch y duró menos de una hora, con más de 12.000 personas siguiendo el proceso en vivo.

Farley Santos editada con licencia CC BY-SA 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?