Hombre entrenando la musculatura en el gimnasio que podría estar ganando Fitcoins

¡Atención deportistas! Vosotros tendréis posibilidades de haceros con moneda digital gracias a Fitcoin, la primera criptodivisa Prueba del Trabajo Humano (Proof of Human Work). En lugar de la capacidad de cómputo de vuestro PC se medirá vuestra forma física. No te pierdas el siguiente vídeo que ilustra cómo funciona este nuevo método.

A pesar de que el Bitcoin ha sufrido muchos altibajos en los últimos meses, algunas empresas como Paypal o Rakuten siguen confiando en esta moneda digital como método de pago alternativo.

Las transacciones se realizan de persona a persona, sin la intervención de instituciones financieras.

Hace poco más de un año, te presentábamos una guía con los métodos principales que existían para intentar conseguir unos cuantos Bitcoins. Ya en esos momentos, el proceso era bastante complicado debido a la gran potencia de cálculo requerida para minar. Ahora la buena noticia llega de la mano de Fitcoin, que ofrece una alternativa para hacerse con moneda digital.

Haz dinero al mismo tiempo que te pones en forma

Mejorar la forma física y superar los propios límites suele ser bastante aliciente para los que gustan de hacer deporte. Pero ¿y si pudieras ganar dinero al mismo tiempo que te pones en forma? Esa es la idea que plantea Fitcoin, un estudio de desarrollo con sede en Austin, Texas fundado por Steve Rollings (un apasionado del fitness) y Bruno Souza, un programador fan de Satoshi Nakamoto y su moneda digital Bitcoin.

Fitcoin no se basa en la minería si no en el seguimiento del estado físico.

El proceso de obtención de Bitcoins se basa en la minería. Es decir, los usuarios han de poner a disposición del sistema la potencia de cómputo de su PC (o de equipos alquilados) mediante la cual se realizarán las operaciones necesarias para legitimar las transacciones que se realizan con la moneda. Sin embargo, Fitcoin propone un método al alcance de cualquier usuario: usar su esfuerzo físico.

Fitcoin valora datos como el tiempo dedicado a la actividad física y tu frecuencia cardíaca, y lo traduce en su equivalente en potencia de cómputo para ofrecerte la cantidad de divisa digital que te corresponde en compensación. Con ella podrás adquirir servicios y productos relacionados con el mundo del fitness y la salud en los negocios que acepten la moneda.

El proyecto es novedoso y aún está en fase de desarrollo. Esta app de momento sólo funciona con algunos wearables como Mio y Atlas, e inminentemente lo hará con Jawbone 3. Le auguro un buen porvenir a este tipo de iniciativas, ya que el  futuro de la economía ha de pasar por sistemas de pago descentralizados de usuario a usuario y que se realicen sin intermediarios.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?