Modelo en anuncio de ropa

La industria textil fue uno de los motores de la Revolución Industrial del siglo XIX. Muchos de los trabajadores que contribuyeron a impulsarla con su mano de obra fueron las víctimas de condiciones laborales infrahumanas que ahora nos podrían parecer que son cosa del pasado, pero que por desgracia continúan siendo muy actuales.

Y así nos lo quiere recordar The True Cost, un documental que nos alerta sobre la situación del sector textil y para cuya elaboración se ha buscado financiación en Kickstarter. Un total de 903 patrocinadores han contribuido para lograr recaudar 76.546$.

Compramos demasiada ropa y pagamos muy poco por ella

El trabajo ahonda en el impacto que a nivel global tiene la industria textil. Pero no se refiere únicamente al impacto humano en lo que a condiciones laborales se refiere. También al impacto medioambiental y que nos afecta a todos, incluidos a los que no nos dedicamos a ello. Trata de poner de manifiesto que pagamos un precio muy reducido para el alto coste que de manera colateral tiene la manera de producirla.

No nos va a gustar lo que vamos a ver

Ya avisamos que nadie en su sano juicio se va a sentir cómodo con lo que vea: niños con malformaciones por los plaguicidas con los que se fumiga el algodón en India, imágenes del derrumbamiento del Rana Plaza en Bangladesh en 2013 (edificio que albergaba varias fábricas de ropa y en el que murieron más de 1.100 personas), ríos contaminados por el vertido de químicos o las montañas de ropa desechada en Haití.

Da voz a trabajadores de una industria que para vender en Occidente con márgenes de beneficios espectaculares, somete a éstos a condiciones laborales que podríamos considerar que pertenecen a un régimen de esclavitud. También a propietarios, que denuncian que la constante presión para producir de manera más barata lleva a fabricar en condiciones inseguras.

¿Es ético pagar por una camiseta 5$ o por un pantalón vaquero 20$?

Y sí, siempre vendrá el que diga "Pues que encarezcan los precios" o "que trabajen en otra cosa". La cuestión es que estas economías son presas de la práctica de grandes multinacionales, que bien mediante la compra de autoridades políticas y/o el chantaje con amenazas de deslocalizar sus fábricas, abocan a sociedades enteras a la miseria.

El documental está narrado desde una perspectiva estadounidense, pero bien se puede aplicar a Europa. Entre otros datos desgarradores pone los siguientes encima de la mesa:

  • 250.000 productores de algodón en India se han suicidado en los últimos 15 años como consecuencia de las deudas contraídas en la compra de semillas de algodón genéticamente modificadas.
  • Se compra el 400% más de ropa en el mundo que hace dos décadas: 80 mil millones de prendas anualmente.
  • Cada estadounidense desecha 36 kg en ropa cada año.
  • Sólo el 10% de la ropa que se dona a tiendas de segunda mano se vende. El resto termina en vertederos o inundando mercados de países en vías de desarrollo.

Su director, Andrew Morgan, explica que ver una imagen en el periódico sobre el derrumbe del Rana Plaza en Dacca fue lo que le llevó a interesarse sobre el tema y a investigar.

El documental que ya ha sido proyectado en Cannes se estrena el 29 de mayo en una buena cantidad de espacios de todo el mundo. En España será en Vigo.

También te puede interesar: Olvídate de la costura, pásate a la impresión textil de Electroloom

Internet como altavoz

La red se ha convertido en punta de lanza y altavoz para denunciar esta catástrofe humana y medioambiental y también en la manera de financiar causas como ésta. Pero True Cost no es el único proyecto que trabaja en este sentido y existen otras iniciativas interesantes a tener en cuenta en aras de consumir y producir de forma sostenible, respetando al resto de personas (vivan donde vivan) y el medioambiente. Entre ellas la Campaña Ropa Limpia.

Campaña Ropa Limpia

La Campaña Ropa Limpia es una red de organizaciones no gubernamentales, sindicatos y organizaciones de consumidores presente en 14 países europeos. Sus propósitos principalmente son la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores de la industria textil y de material deportivo y minimizar el impacto de ésta en el medioambiente.

Para ello investiga sobre las condiciones laborales de los trabajadores, conciencian y movilizan consumidores, se denuncian casos y se presiona a las empresas fabricantes. Cuenta con informes sobre distintas empresas dedicadas al textil y ofrece al usuario las vías para participar en su estrategia de conseguir que éste se convierta en un sector sostenible en todos los aspectos.

Cuenta con el apoyo de diversas instituciones y organizaciones, como el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, la Unión Europea y la Federación SETEM, que promueve ideas de comercio justo.

No se trata de sermonear ni de ir contra nadie

Pero tengamos clara una cosa: True Cost o Campaña Ropa Limpia no quieren sermonear. No se trata de hacer sentir mal al consumidor respecto a lo que hace o deja de hacer. La gran mayoría de nosotros por puro desconocimiento hemos caído en ello y lo que se intenta es darnos los datos suficientes para que podamos obrar en consecuencia.

Por otro lado, tampoco se trata de un "no compres a esta marca" o "no consumas nada de éste o aquel país". Se trata de que las empresas dedicadas al textil sientan que se les presiona para implantar condiciones productivas sostenibles que respeten tanto a los trabajadores como al entorno.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?