iPad Pro con iOS 9

Hace un mes vimos cómo Apple mostraba al mundo su iPad Pro, el iPad más grande, potente y polivalente hasta la fecha. Un monstruo de 12,9 pulgadas que recuerda inevitablemente a las Surface de Microsoft, pero que al contrario que estas, viene con iOS. La nueva tablet de Apple de por sí es impresionante, y las posibilidades que ofrece son más de las que conocemos por ahora. A falta de que salga a la venta, una cosa está clara, faltan cosas por pulir. Y es que la mayor virtud del iPad Pro es también su mayor problema, la pantalla de 12,9 pulgadas. Split View es genial, y nos permite aprovechar al máximo la pantalla de la tablet, pues al ser tan grande como no usemos varias aplicaciones a la vez parece que estemos desaprovechando el espacio. Lamentablemente no podemos hacer eso en la pantalla de inicio.

Si te fijas, todos los dispositivos iOS tienen la misma pantalla de inicio, es decir, un grid con una serie de iconos para abrir cada aplicación. Por suerte ahora con el 3D Touch en los nuevos iPhone 6s y iPhone 6s Plus son más interactivos, pero en esencia son unos simples iconos. El problema es aún mayor, pues no son simples iconos, sino que aproximadamente la misma cantidad, independientemente del tamaño de la pantalla. No hace falta que hagas cálculos, hay unos 24 iconos tanto en un iPhone  de 4,7 pulgadas como en un iPad Pro de 12,9 pulgadas.

El resultado es una decepcionante imagen —incluso ridícula— en la que vemos una pantalla totalmente desaprovechada con un espacio enorme entre los iconos. La estructura del springboard en iOS es genial, pero para pantallas pequeñas. Quizás toca evolucionarla en las pantallas más grandes.

Live Tiles, esa maravilla de Windows

iPad Air iPad Air

Si tuviese que elegir una alternativa a los iconos del springboard en un iPad desde luego escogería los live tiles de Windows Phone y Windows 10. Los live tiles son una de esas tantas cosas que Microsoft ha aportado al mercado pero no ha sabido aprovechar. Se trata de una mezcla entre widgets e iconos que nos permite tanto leer información directamente en la pantalla de inicio como acceder a la aplicación que muestra dicha información. Sin entrar en por qué Microsoft no los ha implementado bien —temas de diseño de la UI y ecosistema de aplicaciones—, lo cierto es que Apple podría hacer un gran trabajo en este sentido.

Como ya hemos comentado, el 3D Touch es un gran avance para darle un toque de aire fresco al springboard de iOS, pero no ofrece muchas opciones para rellenar espacios vacíos ni tampoco se puede ampliar las posibilidades que tiene sin estropear la experiencia de usuario.

Implementar unos live tiles o cualquier alternativa similar con tal de mejorar la cuadrícula de iconos no es difícil, pero ya se sabe cómo van en Cupertino con el software, a paso lento y seguro pero sin hacer mucho ruido. Quizás en iOS 10, o cualquier cosa que venga después.

¿Y si suprimimos la pantalla de inicio?

Como ya hemos comentado, el springboard de iOS ha permanecido prácticamente intacto desde sus inicios. Aparte de la incorporación de carpetas y algún detalle más como el 3D Touch, sus funciones son muy limitadas, de hecho, tan solo sirve para lanzar aplicaciones. Por lo tanto, si podemos lanzar las aplicaciones de otra manera, ¿sería realmente útil tenerlo?

Con iOS 9 nos podemos desplazar entre aplicaciones muy fácilmente gracias al botón de volver atrás o a la multitarea. Si hubiese un lanzador de aplicaciones incluso más directo que el springboard —algo similar al Spootlight de OS X— es posible que no lo necesitemos más. Por ejemplo, podríamos tener acceso directo a las aplicaciones favoritas desde la multitarea y un directorio de apps en el Centro de Notificaciones. Es una idea algo difícil de implementar en iOS para pantallas pequeñas como las del iPhone, pero relativamente fácil de conseguir en pantallas más grandes como la de un iPad.

Con o sin springboard, en iOS tenemos un grave problema de experiencia de usuario en ese sentido. Las funciones actuales al ser tan escasas da la sensación de que estemos desaprovechando el dispositivo, y esto en un dispositivo de alta gama no es aceptable.

Estoy seguro de que el iPad Pro será un dispositivo que batirá records de venta desde el primer día. Y posiblemente supere las ventas de las Surface de Microsoft por muchos live tiles que tengan éstas. Pero las millones de personas que dispongan de un iPad Pro no tendrán la oportunidad de exprimir al máximo la enorme pantalla del dispositivo.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?