Editores de texto

En un mundo lleno de complejos procesadores de texto, pesados y lentos en algunas ocasiones, resulta cómodo contar con algún programa que nos permita escribir texto “sin más”, de modo rápido y eficaz, veamos algunos ejemplos.

Bloc de Notas

No hace falta decir mucho de este ligero editor de texto que viene incluido con Windows, fácil de usar y rápido está al alcance de cualquier que requiera utilizarlo.

Emacs

Emacs es un editor de textos muy ligero y rápido, pero con un gran número de funcionalidades que, mediante librerías, permite incluso realizar cálculos matemáticos o servir de cliente IRC. Está preparado para ser usado como base para generar código, y se adapta a la sintaxis de los lenguajes de programación más usados si se genera un archivo con la extensión adecuada. En ocasiones, los accesos rápidos del teclado pueden resultar algo incómodos de utilizar, ya que pueden tener cuatro teclas o más.

UltraEdit

UltraEdit es otro editor de texto, que incluye numerosas funcionalidades añadidas que facilitan el trabajo a programadores que simplemente deseen revisar sus códigos, ya que reconoce la sintaxis de numerosos lenguajes de programación. Contiene además otras funciones, como la capacidad de gestionar proyectos o la creación de macros. Aunque existe una versión de prueba, es un programa de pago.

ConTEXT

ConTEXT podría considerarse la versión avanzada del bloc de notas, un programa ligero de usar y que incluye numerosas funciones útiles, entre las que podemos destacar la apertura de documentos mediante pestañas. Además, reconoce también la sintaxis de varios lenguajes de programación habituales.

Notepad++

Notepad ++ es un potente y veloz editor de textos, compatible con una enorme cantidad de lenguajes de programación, que entre otras opciones permite la navegación por pestañas entre varios documentos abiertos, soporte para macros y la incorporación de plugins, que expanden aun más sus funciones, pudiendo usarlo incluso como editor hexadecimal.

E

E es un editor de texto muy sencillo pero potente, compatible con numerosos lenguajes de programación además de utilidades propias de los sistemas UNIX, abierto a una gran personalización y con numerosas utilidades lo convierten en un editor muy completo.

Añadir como nota final que estos editores no están planeados para crear documentos que vayan a ser impresos siguiendo un formato específico, además, aunque sean compatibles con la sintaxis de muchos lenguajes de programación, no incluyen compiladores si no que requeriremos de uno externo.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?