Servicios de música on-line

Frente a la alternativa de descargar las canciones al ordenador, el streaming se erige como la opción más rápida e inmediata y con mayor proyección de futuro para los aficionados a la música.

Somos muchos los que llevamos ya más de una década alejados de los soportes de audio convencionales, y disfrutando de nuestros temas favoritos en MP3 o formatos afines. La descarga sigue siendo, desde luego, una opción si nos centramos en aquellos artistas y canciones que seguiremos escuchando en el futuro.

No obstante, tanto para descubrir nuevo material como a la hora de tener acceso a música desde cualquier ubicación, a cualquier hora del día y sin depender de ningún espacio de almacenamiento, el streaming se revela como una opción ganadora. Los servicios que aquí analizamos poseen el atractivo de brindarnos banda sonora de modo instantáneo. Y, en la mayor parte de los casos, ni siquiera tendremos que cumplimentar registros y otros incordios.

Dado que prácticamente todos los internautas somos usuarios potenciales de este tipo de aplicaciones y servicios, resulta lógico comprender hasta qué punto es amplia la oferta en el campo que nos ocupa. A la hora de realizar una selección, en vez de tratar de limitarnos a poner a prueba una decena de servicios clónicos de Spotify o Grooveshark, hemos preferido analizar y destacar aquellas propuestas que hemos juzgado que ofrecían algo diferente. Es el caso de sitios como Jamendo o Thesixtyone. No obstante, queremos dejar constancia de que existen muchas alternativas más, y muy interesantes.

Así, si bien como híbrido entre emisora de radio y servicio de música a la carta TuneIn nos ha parecido una propuesta redonda, tanto ShoutCast Radio Directory como Live365 representan dos opciones más que recomendables para quienes deseen oír canciones de un determinado género sin tener que preocuparse por crear listas de reproducción manualmente.

Pese a que lo que el término radio pueda sugerir, en la mayoría de casos, las emisoras testeadas prescinden de locutores para ofrecer solo música. Además de ceñirse a estilos tan específicos y concretos como el drum ‘n’ bass o el heavy metal industrial, estos servicios permiten buscar un determinado grupo o solista y encontrar emisoras que lo estén pinchando en ese preciso instante. Esto garantiza que lo que sonará una vez el tema haya concluido será de nuestro agrado.

Servicios de música on-line 1

Grabación y difusión

Gracias al hardware y al software de factura reciente, músicos que otrora no contaban con la posibilidad de alquilar un estudio pueden grabar y producir su propio material y obtener resultados francamente profesionales a nivel de sonido, en ocasiones indistinguibles de los comerciales. Por otra parte, Internet ofrece una plataforma excelente para difundir las obras musicales y darlas a conocer. Estos dos factores han tenido como consecuencia que la diáfana línea que en otro tiempo separaba las maquetas grabadas en casa de los álbumes que se ofertaban en las tiendas haya ido difuminándose hasta prácticamente desaparecer.

El resultado son sitios tan interesantes como BandCamp o SoundCloud. Ambos cuentan con elevados niveles de tráfico, por lo que, además de intérpretes noveles, en ellos podemos encontrar un sinfín de material interesante de artistas consagrados. En definitiva, la calidad a nivel de producción y sonido no es el único aspecto que se ha homogeneizado. El talento ya no solo circula por los canales convencionales.

Para todos los gustos

Nos encontramos frente a un panorama tremendamente mutable y dinámico, como lo atestigua el hecho de que algunos de los servicios que reseñamos en nuestra anterior comparativa, como Rockola, hayan desaparecido o hayan sufrido cambios que les han restado interés. Hemos prescindido de otros por razones de espacio y por juzgar que las nuevas propuestas resultaban más interesantes. Es el caso de Mixtape o Goear. Rara es otra opción interesante –en esta ocasión de pago– que no hemos podido analizar debidamente por encontrarse en restructuración en el momento de escribir esta comparativa.

Por otra parte, cabe tener en cuenta que para complementar nuestros servicios favoritos siempre contamos con la posibilidad de utilizar las listas de reproducción de YouTube. Pese a que está orientado a vídeo, el celebérrimo servicio de Google posee una de las bibliotecas musicales más completas y surtidas que podemos encontrar, incluyendo a grupos como King Crimsono o The Beatles, cuyas desavenencias con las grandes plataformas en materia de derechos provocan que suelan quedar excluidos de ellas.

Uno, dos… probando

¿Qué tienen en común Spotify y TuneIn? ¿En qué se parece Grooveshark a Thesixtyone? Todos ellos nos ofrecen abundante música en streaming, pero por lo demás las diferencias son más notables que las similitudes, de ahí que la hora de realizar una comparativa resulte virtualmente imposible establecer criterios de evaluación objetivos.

Servicios de música on-line 2

Con objeto de calibrar la variedad de las respectivas bibliotecas de cada servicio, hemos buscado cinco artistas al azar (U2, Madonna, Pantera, The Young Gods y Front 242), tratando de dar con un muestrario que contemplara tanto grupos y solistas muy populares como otros que, pese a contar con un reconocido prestigio y una extensa discografía, pueden considerarse minoritarios.

No obstante, por un lado, hay que tener en cuenta que las bibliotecas de estos servicios están en permanente actualización. De hecho, con frecuencia, ni el propio desarrollador proporciona información acerca de la cantidad de música disponible. Por otro lado, si bien en Jamendo y Thesixtyone no encontraremos ningún artista de nuestra selección por razones que veremos en breve, en ambas páginas podemos dar con multitud de discos y canciones cuyo material no estará disponible en sitios como Spotify o Pandora.

En definitiva, el mejor servicio será aquel que ofrezca lo que buscamos, que variará enormemente dependiendo del oyente y de la situación. En vista de estos obstáculos, hemos evaluado los servicios a lo largo de diversos días en régimen gratuito y tratado de transmitir mediante puntuaciones el resultado de experiencias que son necesariamente subjetivas. A la hora de emitir veredicto, hemos tenido en cuenta, asimismo, las limitaciones y la necesidad de proxy en los que lo requerían. Matizaremos las impresiones cosechadas en el apartado de conclusiones.

Habilita un proxy para acceder a servicios restringidos

Desafortunadamente, a lo largo de los últimos tiempos, el acceso universal a la información que nos ofrece Internet (uno de sus mayores atractivos) está en una situación comprometida. De ello deja constancia el hecho de que algunos de los servicios más interesantes para escuchar música en streaming, como Pandora o Songza, queden deshabilitados para los residentes en Europa.

Por suerte, gracias a los proxies, podremos registrarnos en ellos y disfrutar de escuchas musicales sin que sean capaces de detectar de dónde proviene nuestra conexión. Hotspot Shield es una de las opciones más interesantes en el ámbito gratuito, pero precisamente por eso cuenta con el inconveniente de que cada vez son más los servicios que lo detectan como tal y se empeñan en impedirnos el acceso.

Servicios de música on-line 3

Así, durante nuestras pruebas, hemos empleado ProXPN y Cyber-Ghost. El primero ofrece la ventaja de no presentar límites de tráfico y de enmascarar nuestra IP conectándonos a servidores de EE UU, aunque muestra abundante publicidad y restringe el ancho de banda a 300 Kbps. El segundo ofrece un ancho de banda de 2 Mbps, aunque está limitado a un tráfico de 1 Gbyte al mes y en ocasiones se conecta a servidores alemanes, con lo que en dichos casos tendremos que reiniciar la conexión. Ambos han ofrecido excelentes resultados.

Servicios de música analizados

La opinión de PC Actual: no te conformes con utilizar uno

Pulsar el botón de Play, relajarse y dejar que vayan sonando las canciones es algo que todos los servicios permiten. Valorar la calidad de los grupos y los temas que integran de cada una de las bibliotecas, así como la habilidad de los seleccionadores para crear listas automatizadas y aunar canciones bajo una misma etiqueta es, qué duda cabe, una labor que entra de lleno en lo subjetivo.

El veredicto de cada usuario tras la escucha será distinto, como lo serán sus gustos musicales. A la hora de determinar cuál es el servicio más apto, así pues, no podemos hablar en términos absolutos. De hecho, lo ideal es utilizarlos en función de lo que busquemos.

 

Temas y álbumes específicos

Si queremos oír un tema específico de un artista determinado sin complicarnos demasiado la vida y en nuestro PC, Spotify sigue siendo imbatible. No obstante y dadas sus limitaciones de tiempo, para oír música sin agotar nuestra cuota, es preferible que habilitemos un proxy y utilicemos Pandora. Otro tanto pude decirse de Songza.

No obstante, tanto para buscar canciones específicas de manera continuada como para compartirlas en redes sociales, todo ello en régimen gratuito y sin proxy, en estos momentos Grooveshark puede resultar la opción más indicada. En su contra, todo hay que decirlo, juega una calidad de sonido que se percibe como inferior a la media.

Servicios de música on-line 4

Hilo musical y nuevos talentos

Si tenemos un mínimo de inquietud y no escuchamos siempre las mismas canciones, servicios como TuneIn, Musicovery, Jamendo o Thesixtyone se erigen como el complemento perfecto a la búsqueda específica. Gracias a ellos, podremos escuchar música de nuestros géneros favoritos a lo largo de todo el día sin desembolsar un solo euro. Los tres primeros cuentan con mayor variedad en sus respectivas bases de datos, aunque el cuarto ofrece una experiencia diferente que merece la pena probar.

En TuneIn no podremos saltarnos las canciones que no nos gusten, pero siempre contamos con la posibilidad de cambiar de emisora. Songza y su funcionalidad Music Concierge encajan perfectamente también en esta categoría, aunque recordemos que sin proxy no podremos ni siquiera visitar su página principal. En todos los casos, durante la escucha, muy probablemente nos veremos conmutando a sus páginas más de una vez para consultar de quién es esa canción que nos gusta.

Servicios de pago

La puntación tan baja concedida a Spotify sorprenderá a muchos, pero no debemos olvidar que lo hemos evaluado en régimen gratuito. Si estudiamos su faceta de pago y la comparamos con Deezer, sale como vencedor, tanto por su biblioteca como por sus amplias posibilidades para compartir. Todo ello a pesar de que no nos convence que no pueda escucharse directamente a través de una web.

En este sentido, Last.fm nos parece una opción más redonda. Y económica. No obstante, si pagamos en uno de los tres, con toda probabilidad quedaremos complacidos con los resultados. Lo ideal antes de desembolsar el dinero es exprimir los períodos de prueba y cerciorarnos de que la biblioteca del elegido incluye a todos los artistas que nos interesan.

Lo mejor: más de lo que podemos escuchar

El streaming constituye una alternativa perfectamente válida a las descargas. El material posee niveles de calidad lo suficientemente elevados como para que podamos prescindir de colecciones de música en discos locales. Muy positivo también resulta el nivel de muchas propuestas que no cuentan con el apoyo de discográficas tradicionales.

Servicios de música on-line 5

Lo peor: limitaciones por área geográfica

La calidad de sonido de los servicios en régimen gratuito suele ser perceptiblemente inferior a la que brindan los discos físicos o archivos locales. Y las limitaciones en función de la zona geográfica: de no ser por los inconvenientes que impone habilitar un proxy, con toda probabilidad, Pandora habría resultado el vencedor en régimen gratuito.

Servicios de música on-line 6

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado