Cómo instalar BlueStacks

Para instalar BlueStacks lo primero que debes hacer es conseguir el archivo EXE habitual en sistemas operativos Windows que permite instalar un programa en el disco duro. Al final de este texto y tras pulsar el botón verde Descargar podrás hacerte con este archivo. Una vez se haya completado su descarga (el tiempo dependerá de tu velocidad de conexión) busca ese archivo EXE en la carpeta que tienes designada como destino para todo lo que te bajas de Internet. Una vez localizado haz doble clic sobre el fichero y te aparecerá la ventana de instalación a los pocos segundos.

Los menús aparecerán en el idioma en el que hayas configurado el sistema operativo, aunque posteriormente puedes cambiar el idioma en los ajustes del software. Tienes dos opciones:

  • Pulsar sobre “Instalar ahora” para ejecutar el proceso de forma automática.
  • La opción de personalizar la instalación eligiendo tú mismo dónde se instalarán los archivos necesarios en el disco duro. Por supuesto también tendrás que marcar con un check la clásica casilla de Aceptar Licencia del Programa, de lo contrario no será posible terminar el proceso.

Como requisitos previos necesitarás un par de gigas al menos de memoria RAM, el doble de espacio libre para poder guardar tanto los ficheros de instalación como la información de las apps que descargues y uses (es decir, sobre 4GB de espacio libre), quizás tengas que desactivar el antivirus si usas alguno, DirectX 9 o alguna versión superior y ser administrador del sistema. Ojo si no usas las versiones más modernas de Windows, en los casos de Windows Vista y XP hay algunos requisitos adicionales que cumplir relacionados principalmente con los service pack que es necesario tener instalados.