¿Es Dropbox seguro?

Dropbox es una aplicación completamente segura. Eso significa que no contiene ningún virus ni software malicioso y que, por lo tanto, no dañará tus dispositivos. Además de disponer de aplicaciones seguras, el servicio propiamente dicho también lo es. Por lo tanto, existe un riesgo muy bajo de que se produzca una pérdida de datos. Hay al menos cuatro motivos para confiar en que nuestra información está segura.

En primer lugar, Dropbox se encarga de proteger nuestros documentos con un interesante método de cifrado. Cada archivo que almacenamos se fragmenta en bloques más pequeños y se cifran de manera individual. Cuando los archivos sufren modificaciones, solo se sincronizan los bloques implicados. De esta manera, descifrar el contenido de un documento almacenado en Dropbox de manera fraudulenta es muy difícil.

En segundo lugar, la transferencia de archivos se hace al amparo del protocolo SSL. Esto permite crear un túnel seguro protegido por un cifrado AES de, como mínimo, 128 bits. Por lo tanto, podemos estar tranquilos de que la subida y sincronización de archivos en Dropbox es totalmente segura.

En tercer lugar, ofrece la posibilidad de activar la verificación en dos pasos. Así, cuando accedamos a nuestro espacio, será necesario introducir un código de seguridad que recibiremos en nuestro teléfono mediante mensaje de texto. Este código también se utiliza para vincular nuevos dispositivos o iniciar sesión en la aplicación para Android. De esta manera, nadie podrá acceder a nuestra cuenta, incluso en el supuesto caso de que conozca nuestra contraseña.

Por último, nuestros documentos son privados. Como consecuencia, los demás usuarios no pueden ver lo que almacenamos sin nuestra autorización. Como nuestros datos nos pertenecen, tenemos el derecho a borrarlos, modificarlos o moverlos a otros servicios. Es necesario aclarar en este punto que Dropbox procesa, analiza y examina nuestros datos. Además, en 2013 se incluyó a la compañía en un listado de empresas tecnológicas que colaboran con la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos en el espionaje de datos de los usuarios.

Después de este análisis, queda claro que Dropbox ofrece un servicio muy bien protegido. No obstante, como usuarios también podemos contribuir a mejorar la seguridad. Por ejemplo, debemos escoger una contraseña única, es decir, que no usemos en ningún otro servicio. Es necesario estar atentos a posibles ataques por suplantación de identidad y nunca facilitar nuestros datos por correo electrónico. Y también es importante vigilar con quién compartimos nuestros archivos o carpetas. Sumando estas acciones a la seguridad de Dropbox, evitaremos que personas no deseadas se hagan con información personal.