Ajolotes en Minecraft: dónde están y cómo domesticarlos

A pesar de tener más de diez años de antigüedad, a día de hoy siguen llegando novedades a Minecraft en forma de actualizaciones de contenido, parches para arreglar determinados detalles y demás. El pasado verano de 2021 aterrizó en todas las plataformas en las que está disponible el juego la versión 1.17 para aportar varios ajustes, bloques y criaturas nuevas, entre las que destacan las cabras y los ajolotes. En este artículo nos centramos en encontrar dichos ajolotes, además de contarte el método a través del cual puedes domesticarlos para tener como mascotas a estas entrañables y coloridas criaturas acuáticas.

Dónde están los ajolotes y cómo encontrarlos en el modo supervivencia

Para empezar cabe señalar que no son fáciles de hallar, ya que su hábitat natural son las profundidades acuáticas, algo que se traduce en Minecraft en los bloques situados por debajo de y: 63 como en cuevas, columnas de burbujas y otras zonas oscuras.

Ajolotes en su hábitat naturalAjolotes en su hábitat natural

Para poder encontrarlos de forma natural tendrás que armarte de paciencia y comenzar a explorar las cuevas profundas situadas por debajo de ese nivel 63, siempre con el requisito de que se traten de zonas con bloques de agua en los que los ajolotes puedan nadar libremente (como podéis apreciar en la imagen de arriba).

Cómo encontrar Ajolotes en el Modo Creativo de Minecraft

Este es el método más fácil. Para poder encontrar Huevos de Ajolote o directamente en su propio cubo, simplemente debes pulsar los puntos suspensivos que aparecen en la barra inferior de la pantalla para acceder al menú del modo creativo. Tras ello, selecciona la lupa que hay en la parte izquierda de la pantalla (para buscar lo que queramos en el catálogo) e introduce el comando “Axolot” (o “Ajolote” si lo tienes en español).

Menú del modo creativo en MinecraftMenú del modo creativo en Minecraft

Allí aparecerán tanto el huevo como el cubo. Los clicas para que pasen a formar parte de tu inventario y te equipas uno u otro (ambos contienen un ajolote) en mano. Tras ello, simplemente pulsas en cualquier superficie (no en el aire) y allí nacerá automáticamente un ajolote adulto de un color aleatorio. Al tener huevos infinitos por estar en el modo creativo también tienes ajolotes infinitos al gusto.

Ajolotes en Huevo en MinecraftAjolotes en Huevo en Minecraft

Método para domesticar ajolotes en Minecraft

Una vez que los encuentres, si lo que quieres es llevarlos a tu base para tenerlos de mascotas puedes guardarlos en un cubo metálico si se encuentran en el agua nadando. Por aquí te dejamos con la receta de dicho cubo, que se puede construir fácilmente mediante el uso de tres lingotes de hierro.

Crafteando un cubo en MinecraftCrafteando un cubo en Minecraft

Una vez que tengas el cubo construido, lo colocas en tu mano (pulsando sobre su icono en la barra inferior del inventario) y al acercarte al animal en cuestión te aparecerá la opción de capturar en pantalla. La seleccionas y ya lo tendrás disponible dentro del cubo para poder acercarte a la zona de agua donde quieras dejarlo y accionar ahí el cubo para soltarlo.

Recoger ajolotes con cubo en MinecraftRecoger ajolotes con cubo en Minecraft

Por otro lado, su comida favorita son los peces tropicales, así que si has encontrado antes este tipo de criaturas acuáticas y las tienes guardadas en otro cubo metálico las podrás usar como incentivo para atraerlos y darles de comer cuando los tengas ya guardados en el estanque, piscina o zona acuática de tu base. Para hacerlo tienes que equiparte el cubo de peces tropicales (o el pez tropical suelto) en mano, acercarte a los ajolotes y pulsar el botón “Alimentar” (Feed) que aparece señalado en la imagen para así darles de comer.

Alimentando ajolotes en MinecraftAlimentando ajolotes en Minecraft

De esta forma, al alimentar a un par de ajolotes, conseguirás que críen y así tener bebés ajolote. Sabrás que lo has hecho bien porque aparecerán corazones sobre sus cabezas, se acercarán entre ellos y al poco saldrá una cría de ellos. Una forma sencilla de conseguir ampliar nuestra familia de ajolotes sin tener que buscarlos a todos; con dos será suficiente para empezar a formar al resto.