Imagen artística de una bombilla incandescente

Las penumbras de la habitación lo atenazan al quicio de la puerta, el interruptor, ubicado a escasos centímetros de su mano, parece palpitar anclado en la pared y, temeroso, lo pulsa. El cálido haz de luz se cierne sobre los objetos de la estancia, acabando con cada tétrica sombra. Y, súbitamente, la música empieza a sonar. Pero, ¿de dónde procede?

Imagen de una bombilla encendida, símbolo del nacimiento de una ideaImagen de una bombilla encendida, símbolo del nacimiento de una idea

Un gesto tan cotidiano como encender una lámpara podría llegar a convertirse en mucho más gracias al último objeto de culto de la tecnología: la bombilla. Sí, porque en un contexto en el que la asimilación y aceptación de los hogares domóticos están a la orden del día, la industria ha decidido apostar por estos objetos sin los que resulta prácticamente imposible concebir las sociedades desarrolladas. ¿Sus frutos? Apliques que alumbran al ritmo de nuestra canción favorita, focos capaces de proyectar películas de terror y LEDs que levitan. 

Twist, la última bombilla inteligente

Así, el último invento en subirse al tren de la innovación viene de la mano de la compañía Astro y se llama Twist, una bombilla capaz de reproducir música gracias al altavoz inalámbrico que incorpora. El dispositivo, que se enrosca en cualquier portalámparas convencional (tanto de rosca gruesa como fina), se conecta por Wi-Fi mediante AirPlay de Apple y brinda al usuario, incluso, la opción de sincronizar la luminosidad. Las principales ventajas de esta bombilla, sin embargo, son que ocupa poco espacio y que carece de cables. Saldrá al mercado a principios del año que viene por unos 350 euros (el paquete incluirá un mando y dos bombillas).

Otros smart LEDs

Por supuesto, Twist no es única en su especie. De hecho, Sony ya lanzó en mayo (en Japón y por 180 euros) su LED Light Bulb Speaker, con potencia de 10W, Bluetooth, NFC y funciones muy similares a la anterior.

Pero los nipones no son tampoco los pioneros. Las bombillas Hue de Phillips, que permiten una experiencia de juego distinto (coindicen con los colores del videojuego, muestran cambios de iluminación según el ambiente de cada pantalla, parpadean cuando nos atacan en la realidad virtual etcétera) constituyeron un auténtico bombazo.

 

Bombillas que van más allá de la música y la iluminación

Al margen de aquellas que conjugan música y luz, existen más bombillas inteligentes que exceden sus usos convencionales como Vocca, Beam, Flyte y Silk, entre otras.

  • Beam: un proyector disfrazado de lámpara. Una auténtica pasada. Con un tamaño moderado, emplea Wi-Fi y Bluetooth para sincronizarse con los contenidos de nuestros dispositivos (con Android y/o iOS) y reproducirlos –voz y audio-. Una chulada.
  • Flyte: incorpora el concepto de la levitación magnética con la ayuda de una base de madera imantada. Para encender la luz bastará con tocar la plataforma, sobre la que la bombilla realiza variados movimientos, suspendida en el aire. No requiere de baterías y está basada en la teoría del mítico Nikola Tesla.

  • Vocca: como su propio nombre indica, se activan con nuestra voz, sin sensores de movimiento ni móviles de por medio. Es posible conseguirlas por un importe mucho más módico: 39 dólares. Disponen de su propia aplicación para configurar los comandos (de voz). Incluye Bluetooth y su tecnología de reconocimiento oral viene de la mano de Sensory.

  • Silk: recién aterrizada en Kickstarter y compatible con Android e iOS, su principal virtud radica en que puede simular la luz del sol en tiempo real. El dispositivo ajusta la temperatura del color de la luz (la fría favorece el trabajo y la caliente el descanso) que emite en función del momento del día; evitando, así, los problemas asociados a las alteraciones del reloj biológico.

Y tú, ¿estás preparado para acabar con las sombras de tu vida con la iluminación inteligente?

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?