Smartbikes: las bicis 3.0 ya están aquí

Adam, la bicicleta para estudiantes
La tecnología aplicada al ámbito de las bicicletas da lugar no solo a 'apps' para los amantes del ciclismo sino también a inventos como Loopwheels, una suspensión que absorbe todos los impactos del terreno

Cuando hace ya casi 200 años el barón alemán Ludwing Drais Von Sauerbronn ideó el primer velocípedo y precursor de la bicicleta, poco podía imaginar la evolución que, dos siglos después, experimentaría su invento. La innovación, de hecho, ha excedido el ámbito técnico y el del diseño, dando lugar no solo a avances en materia de prototipos sostenibles con el medio ambiente, sino también a aplicaciones y accesorios varios que facilitan la tarea de pedalear. Conoce los últimos:

Las mejores bicicletas 3.0

  • Bamboost e-bike: llegada desde el corazón de Alabama de la mano de HERObike -que, además de bicicletas, se dedica a la fabricación de monopatines, paddleboards y mobiliario- posee una particularidad: su cuadro combina el bambú tejido y el cartón, materiales que por su elasticidad y resistencia a la tracción, sustituyen al convencional acero. Su precio ronda los 2.600 euros.
Así es el cuadro de la Bamboost e-bikeAsí es el cuadro de la Bamboost e-bike
  • Adam: de origen holandés, su nombre responde a la abreviatura de Ámsterdam y ha sido diseñada por Springtime para un público específico: los estudiantes. El modelo cuenta con una batería eléctrica portátil así como con un manillar desmontable que se convierte en un altavoz y que permite conectar el smartphone. Eso sí, todavía no ha salido al mercado.
Adam, una bici muy 'tech' para los estudiantesAdam, una bici muy 'tech' para los estudiantes
  • Aero: presentada por un grupo de arquitectos austriacos -de Digital Architects- durante la Semana del Diseño de Milán, este prototipo destaca por su cuadro a base de láminas de madera superpuestas, una estructura que confiere al vehículo mayor estabilidad. Además, la bici no solo es funcional sino que resulta muy estética y, según sus propios creadores, recuerda a los planteamientos de Bauhaus y Oscar Niemeyer.
Aero: estable, funcional, sostenible y muy estéticaAero: estable, funcional, sostenible y muy estética
  • Biocycle: motorizada y sostenible, se sirve de los desechos de la industria del Tequila como combustible. Por supuesto, es mexicana y cuenta con un marco biodegradable.
  • BiciWood: otra de bambú que, además de ser respetuosa con el medio ambiente, usa la energía cinética del pedaleo y la transforma en eléctrica. Se sincroniza también con el teléfono móvil.
  • ThisWay: descrita por los especialistas como la auténtica bicicleta híbrida del futuro incluye un techo de fibra de carbono y aluminio hidroformado, unos materiales que le dan un peso de 12 kilos.
  • Smart Bike: desarrollada por científicos holandeses, cuenta con vídeo y sensores que informan de la cercanía de un vehículo potencialmente peligroso. Para alertar el ciclista vibran tanto el sillín como el manillar. Es eléctrica.

  • Por supuesto, no podíamos olvidarnos de las estáticas, ni de mencionar una muy especial: la Bike Washing Machine que, como habrás deducido, dispone de un tambor interior en el que se limpia la ropa con tan solo 20 minutos de pedaleo. Ha sido inventada por estudiantes chinos y ahorra problemas de espacio y energía.

Otros accesorios para los ciclistas más geeks

  • Sillín Cell: de Fabric, su diseño ergonómico y sus células de aire a presión que se expanden y contraen durante los impactos de la carrera incrementan la comodidad y salvaguardan las articulaciones. Cuesta 50 euros.
  • Monkey Bike Lights: tomando un juego de palabras (moutain bike) para su denominación, estas luces consiguen incrementar la visibilidad del ciclista al caer la noche de la forma más original. Pero ¿cómo lo hacen? Se adaptan a los radios de cualquier rueda y ofrecen combinaciones de formas y colores diversos. El resultado conseguido por el equipo de Monkeyletric es perfecto para los amantes de diseño, las artes gráficas y, por supuesto, el ciclismo.

  • Copenhagen Wheel: quizás el accesorio más llamativo (de entre nuestra selección). Permite convertir cualquier bicicleta convencional en una eléctrica. ¿Sus responsables? El MIT de Boston -aunque la patente en exclusiva la tiene Superpedestrian-. La Omni Wheel es un proyecto muy similar. Averigua cómo funcionan.

  • Manillar Helios: incorpora un sistema de iluminación LED que cambia de color en función de la velocidad y otros parámetros, y cuenta con conexión Bluetooth.
  • SmrtGRIPS: se trata de un dispositivo que se coloca también sobre el manillar y que ayuda al ciclista a encontrar aparcamiento, se integra con el GPS y se conecta con su terminal.

  • Connected Cycle: un pedal compatible con cualquier modelo de bicicleta capaz de monitorizar las constantes vitales del deportista.
  • BikeSpike: un dispositivo antirrobo que funciona gracias a la tecnología GPS. El gadget, asimismo, posibilita enviar notificaciones en caso de accidente e incluye una recopilación de las rutas más frecuentadas. Adquirirlo te costará 100 euros.
  • Safe Ride: otro dispositivo que apuesta por la seguridad en los trayectos nocturnos. Se trata de un chaleco interactivo con iluminación LED en la espalda que informa de dónde vas a girar basándose en los movimientos del cuerpo. Se conecta con el celular y el Twitter para geolocalizar al usuario en caso de accidente.
  • Loopwheels: una suspensión que absorbe las irregularidades del terreno. La estructura, elíptica y de carbono, se coloca en el lugar de los radios y evita que tanto nosotros como nuestra bicicleta, suframos los efectos de los baches y similares. Hay una versión para sillas de ruedas, aunque todavía se encuentra en fase de financiación en la plataforma de crowdfunding Kickstarter.
Así es el pedal que monitoriza tu saludAsí es el pedal que monitoriza tu salud

No olvides que, además de ser tecnológicamente atractivas, estas bicicletas y accesorios no alteran en absoluto las virtudes de los modelos convencionales, sino que continúan siendo un medio de transporte sano, económico y sostenible. Esta última una cuestión fundamental teniendo en cuenta que la capital española incumple, desde hace demasiado, los límites de contaminación establecidos por la Unión Europea, unos excesos que, a largo plazo, podrían causar estragos sobre nuestra salud. Usa la bicicleta 3.0 y ahórrate complicaciones.  

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?