Outlook

Si te has atascado con Microsoft Outlook, el gestor de correo y contactos de Microsoft Office, para entregar unos informes de última hora en el trabajo, estás experimentando lo endiabladamente lento que puede llegar a ir. He aquí algunas sugerencias rápidas para desatascarlo y que funcione lo más rápido posible:

1. Instala el último Office Service Pack

Los Service Pack son paquetes asociados a un programa de Microsoft que incluyen todos sus parches de seguridad y mejoras en el rendimiento, la estabilidad y las prestaciones. Conviene mantenerse al día y tener el último instalado. Es gratuito y podéis encontrarlo en el directorio de Malavida.com.

2. Descarga enteros los elementos IMAP

Cuando usas el protocolo IMAP para acceder a tu cuenta de correo probablemente te habrás dado cuenta de que Outlook puede colgarse, bloquearse e inutilizarse, mientras que con con las cuentas POP funciona como un reloj suizo. Podemos hacer que nuestra cuenta IMAP mejore diciéndole a Outlook que descargue los mensajes enteros cada vez que sincronicemos, de modo que no haya que esperar mientras se descarga poco a poco el mensaje del servidor. Para conseguirlo pásate por el panel de Grupos de envío o recepción mediante el atajo Crtl+Alt+S, métete en tu cuenta y escoge Descargar elemento completo incluidos adjuntos. La primera vez que Outlook sincronice con tu servidor de correo, le llevará un poco más de tiempo, pero notarás una mejora importante.

3. Limpia automáticamente tu bandeja de correo.

Mantener limpia la bandeja de correo es uno de los aspectos más elementales que existen para aumentar nuestra productividad con Outlook. Podemos hacerlo manualmente configurando carpetas separadas personales y mover allá los correos antiguos. Aunque si lo preferimos también podemos configurarlo para que lo haga automáticamente. Hay que poner en marcha la herramienta Autoarchivar que encontraremos en Herramientas > Opciones > Otros.

Outlook

4. Compacta el archivo de carpetas personales (PST)

Todos tus correos electrónicos están almacenados en un único archivo .PST que crece a medida que pasa el tiempo y que no se vuelve más pequeño ni aunque eliminemos correos. Para volverlo más manejable tenemos que compactarlo. Para ello, hay que ir a Archivo > Administración de archivos de datos, seleccionar Carpetas personales y darle a Compactar ahora.

5. Usa la utilidad para reparar la bandeja de entrada.

Si tu Outlook se cuelga a menudo, es probable que sea a causa de problemas con la bandeja de entrada. Para solucionarlo usa la búsqueda de Windows para encontrar scanpst.exe (está en la misma carpeta que el ejecutable de Outlook), ejecútalo y selecciona tu .pst para repararlo.

Outlook

6. Desactiva el lector RSS

Aunque no uses Outlook para leer tus feeds de RSS, el programa sigue sincronizado por defecto a los canales RSS de Internet Explorer. Desactí­valo en Herramientas > Opciones > Otros.

Outlook

7. Deshabilita plugins que no sean vitales

Existen infinidad de complementos para Microsoft Outlook que añaden todo tipo de características interesantes, pero a veces puede ocurrir que no lo sean tanto en función de nuestras necesidades reales, y que en realidad no hagan más que ocupar un espacio vital que ralentice el programa hasta unos límites insufribles. Para ver y eliminar complementos hay que ir a Herramientas > Centro de confianza > Complementos. Deshazte de todos los que puedas.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?