8 tuits que originaron auténticas historias humanas con final feliz

La red social Twitter traslada de alguna manera la antigua tradición de contar historias al mundo digital a través de sus tuits y sus hashtags, lo vimos con las historias de amor contadas en cinco palabras con el hashtag #My5WordRomanceNovel. Hoy lo vemos a través de ocho historias humanas iniciadas a través de simples tuits. Son historias que dibujan sonrisas y despiertan el espíritu quijotesco que dormita en cada uno de nosotros. Somos humanos, somos leales, somos altruistas y somos bondadosos en la vida real y en Twitter. Dicen que las mejores historias ya no se escriben en los libros, tal vez sea cierto y haya que sondear las redes sociales.

A continuación os narramos ocho historias que nacieron de un tuit: algunos salvaron vidas, muchas vidas, otros provocaron reencuentros y lágrimas, incluso indigestiones por exceso de burritos,… Pero todas y cada una de las historias tienen algo en común, y es un desenlace feliz. Así que sin más preámbulo, id a por una caja de pañuelos y disfrutad de la lectura.

Rescatados de un mar en llamas tras el tsunami de Japón

Todos recordarán al terremoto que desató un tsunami en Japón en el 2011, incluyendo al accidente en la central nuclear de Fukushima y su fuga radiactiva. Fue el mayor terremoto sufrido por Japón desde que se tiene registros, unos 140 años. Apodado el Gran terremoto de Japón oriental, su magnitud en la escala de Richter fue de 9; provocó un tsunami con olas de hasta 40,5 metros aunque las que asolaron la costa tenían unos 10 metros. Fue el quinto terremoto más potente del mundo, acortó la duración del día en 1,8 microsegundos y murieron más de quince mil personas.

Tsunami llegando a las costas en el terremoto de 2011 en JapónTsunami llegando a las costas en el terremoto de 2011 en Japón

Los maestros Naoko Utsumi y Koharu Hayashi no corrieron la misma suerte, todo gracias a un tuit. Ahí va su historia. Tuvieron que evacuar a los niños de la escuela infantil donde trabajaban, y tuvieron tiempo de refugiarse en uno de los centros comunitarios cercanos. Por desgracia, no fue lo suficientemente tierra adentro y pronto se vieron sumergidos por las aguas que alcanzaron la segunda planta del edificio. Niños y maestros treparon por el tejado y en cuestión de minutos el centro estaba rodeado por escombros y el mar. Pero la situación empeoró al iniciarse un incendio en la superficie del agua que pronto convirtió el centro en una isla en medio de un mar en llamas.

Antes de que muriera la batería de su móvil, la señora Utsumi pudo enviar un email a su hijo Nahito que en ese momento se encontraba en Londres, a más de diez mil kilómetros de distancia. Nahito envió un tuit con los detalles de la situación de su madre pidiendo ayuda a cualquiera que viera el mensaje. En Tokyo, un tal Shuichu Suzuki lo vio y lo retuiteó incluyendo al gobernador de Tokyo Naoki Inose en su retuit. Ése último lo vio y alertó al director del Departamento de bomberos de Tokyo para que enviara ayuda. Al amanecer se envió un helicóptero al centro en busca de señales de vida pero al ver la gran multitud de personas atrapadas en el tejado volvieron con varios helicópteros y rescataron finalmente a más de 400 personas; todos se salvaron.

Secuestrado en el maletero de su propio coche en Sudáfrica

El carjacking es el robo de coche con violencia en tus narices, cuando los asaltadores de carretera no sólo roban el coche sino que además atacan a los ocupantes. Esto es lo que le pasó a la víctima de la historia que te vamos a contar. Un día caluroso cerca de Johannesburgo, en Sudáfrica, dos bandoleros robaron a un hombre su coche y le obligaron a meterse en su maletero. Confinado en el maletero de su coche, usó su móvil para enviarle un mensaje de texto a su novia que, a su vez, tuiteó la grave situación de su novio en busca de auxilio.

Envió un mensaje de texto a su novia desde el maletero del coche.Envió un mensaje de texto a su novia desde el maletero del coche.

En el tuit mencionó a @pigspotter, la cuenta de un hombre de la localidad donde fue secuestrado su novio y que tiene más de cien mil seguidores. Le llegó el tuit y lo retuiteo conectando de este modo con fuerzas de seguridad privada de patrulla. Le pidieron el número de móvil del novio para hacer un seguimiento en tiempo real de la señal del móvil desde el maletero del coche y así informar a la policía local que no tardó en reaccionar.

Unas cuantas horas después de que la alerta fuera lanzada a través de la red social Twitter, un control de carretera fue instaladoen el tramo de Ventersburgo por dónde habían huido los secuestradores. Después de varias horas y 250 kilómetros de huida, llegaron al control de carreteras donde trataron de huir a pie de la policía. Fue en vano ya que fueron detenidos por la policía local y la víctima del secuestro fue liberada ilesa del maletero. Esta historia con tintes peliculeros tuvo un happy ending.

Robo de una hucha solidaria para la asociación Marie Curie

Huchas de este tipo recogen las propinas solidarias en establecimientos hosteleros de todo el mundo, y a veces ocurre lo impensable. En el bar The Village Café situado en Hertfordshire, en el Reino Unido, una de esas huchas solidarias había sido robada. El dinero que contenía se elevaba ya a 200£ e iba destinado a la Asociación Marie Curie Cancer Care; donaciones recogidas para la lucha contra el cáncer. Por desgracia la hucha nunca volvió a aparecer. Pero ahí no acaba la historia, la recaudación volvería a fluir gracias a un hombre llamado Steve Berry.

Escaparate de The Village Café, sitio donde tuvo lugar el hurto.Escaparate de The Village Café, sitio donde tuvo lugar el hurto.

Steve es residente de la localidad y resulta que administra una cuenta Twitter dónde publica parodias con miles de seguidores. Así que hizo un llamamiento caritativo entre sus seguidores para recuperar el dinero robado con nuevos donativos. Lanzó un tuit con el hashtag #stolencharitybox y tuiteó la historia, seguido de varios retuiteos que acabaron en donaciones con dinero contante y sonante hasta superar la cantidad original robada.

Esta campaña tuitera logró recaudar un total de 335£ para los enfermos de cáncer en fase terminal de la Asociación Marie Curie Cancer Care. Este impulso de generosidad digital demuestra el poder solidario que es capaz de desencadenar un simple tuit. De no ser por Steve Berry, el relato se hubiese marchitado en la sección de los sucesos de la prensa local. Tampoco llegó a la redacción del New York Times pero... ¿acaso importa? Twitter, entre otras redes sociales, es uno de los medios en manos del pueblo más relevantes de esta era digital.

El tuit que calentó las residencias universitarias de Turquía

En Turquía muchos estudiantes se alojan en residencias universitarias y estatales, la mayoría tienen sus propias cafeterías y las dormitorios tienen cocina pero en el año 2011, el clima se tornó excepcionalmente frío en esa época del año cerca de Estambul. Era imposible para los estudiantes encender la calefacción de sus dormitorios por lo que uno de ellos se dirigió directamente al ministro turco de Juventud y Deportes, Suat Kilic, a través de un tuit. Hüseyin Çakir mencionó al ministro diciéndole que tenían frío y no disponían de calefacción ni mantas extras.

Ve y toca a los radiadores para ver si ya están calientes.Ve y toca a los radiadores para ver si ya están calientes.

Imagina la cara que se le quedó a Hüseyin cuando le respondió el ministro con el siguiente tuit: ‘Mi querido hermano, he llamado al director de las residencias públicas KYK, espero que no pases más frío’. A continuación continuaba diciendo que el clima se había enfriado antes de lo esperado y que gracias a su alerta a través de Twitter iban a encender al día siguiente la calefacción en todas las residencias públicas universitarias en el país.

El último tuit del ministro decía: ‘He sido informado de que la calefacción ya ha sido encendida en todas las residencias de Estambul, ve y toca a los radiadores para ver si ya están calientes’. ¿Os imagináis algo así en España? Dudo mucho que llegase a ocurrir. ya que aquí van de tuiteros descarriados que generan más y más polémica a través de sus tuits, enfrascados en eternas guerras de piques, respondiendo a insultos o levantando críticas; pero no generalicemos. En definitiva, gracias a este tuit los estudiantes no pasaron frío las noches siguientes.

Lilly, el perro que le debe la vida a la activista Alyssa Milano

Twitter es un medio eficaz a la hora de recaudar fondos, lo hemos visto con la hucha solidaria sustraída en el pub The Village Café en el Reino Unido. Twitter es probablemente la mejor herramienta actual para conectar la gente con causas sociales. La siguiente historia nos habla de Lilly, una perrita callejera que se derrumbó frente a la puerta de entrada de la casa de Mark Hayward que vive en una de las numerosas islas del Caribe.

Perros que al igual que Lilly, un día fueron rescatados.Perros que al igual que Lilly, un día fueron rescatados.

Desgraciadamente no había veterinario en la isla y tuvieron que trasladar a la perrita en barco a Fajardo donde pudieron atenderla. El primer diagnostico reveló que Lilly padecía desnutrición, deshidratación y sarna pero la peor noticia era que la perrita sufría de dirofilariasis canina, la enfermedad del gusano del corazón. Acogida por el refugio Animal Welfare of Culebra, iba a necesitar mucha ayuda y una cantidad de dinero nada desdeñable para su recuperación.

Podía ser salvada, el problema era el dinero. Así que Mark lanzó el tuit ‘Very sweet dog collapsed across the street from our house and needs your help.’ en Twitter iniciando una campaña para recaudar fondos, pero no fue suficiente para cubrir los gastos de los cuidados que el perro rescatado necesitaba. Así que contactó con la actriz y activista Alyssa Milano mencionándola a través de un tuit; Alyssa donó y retuiteó la solicitud de ayuda recogiendo donaciones por un valor superior a los mil dólares, lo suficiente como para salvar a Lilly.

Un indigente se reúne con su hija después de once años

Ésta es la historia de Daniel Morales, un indigente que usó el poder de la red social Twitter pare recuperar a su hija después de once años de separación. No sabía dónde estaba ni qué había sido de ella, pero todo esto cambió cuando la gente del proyecto UnderheardinNY se puso en contacto con Daniel. Ayudan a los indigentes de Nueva York para que puedan contar su historia a través de Twitter. Daniel recibió un móvil con tarjeta de prepago y se le ocurrió usarlo para enviar un tuit con la intención de encontrar a su hija Sarah Rivera.

Habían perdido contacto hace once años, pero un tuit lo cambió todo. Lanzó un tuit con su número junto a una foto de su hija cuando tenía 16 años. El mensaje se difundió en la red social Twitter hasta llegar a una mujer que le envió un email a Sarah para avisarla de que su padre la estaba buscando a través de Twitter: ‘Tu padre está en Twitter y te está buscando’. Le había estado buscando y no se lo podía creer hasta dar con su cuenta en Twitter.

Llamó al número del móvil y el resto de la historia os la podéis imaginar. Emociones, voces temblorosas y lagrimas. Dos días después de la llamada se vieron en Bryant Park, momento en el que Daniel descubrió que tenía dos nietos, uno de cuatro años y otro de un añito. Ésta es probablemente una de las historias más emotivas ocurridas gracias a la magia operando constantemente en Twitter. Todos los días nacen esperanzas e ilusiones en Twitter, historias con final feliz como ésta.

Una librería afectada por la crisis salvada por un burrito

Una vez más, todo empezó con un simple tuit. La madre de Aaron Durand posee una pequeña librería en la ciudad de Portland, en Oregon. Después de 17 años funcionando le dijo a su hijo que iba a cerrarla por culpa de la crisis económica. Muy afectado por la noticia, Aaron Durand escribió un post en su blog donde prometió un burrito a cualquiera que se gastase 50 dólares en la librería de su madre, pagado de su propio bolsillo. 

Luego publicó un tuit y fue el elemento catalizador que prendió la pólvora; no tardaron en retuitearlo una y otra vez. El negocio de su madre fue salvado casi de la noche a la mañana. De hecho, nunca funcionó tan bien en época navideña, todo gracias a la comunidad de Oregon que acudió a la llamada tuitera de Aaron… sea para solidarizarse con el pequeño comercio de proximidad o por gula y amor a los burritos… eso ya es un misterio.

Pero desde aquel día el negocio no dejó de ir a mejor; sigue funcionando a día de hoy ya que el tuit de Aaron sigue dando que hablar en Twitter y reiteró su invitación a regalar un burrito a los compradores en varias ocasiones. Ya sabes, si te pasas por Portland, Oregon, y te apetece comer un burrito ayudando a la madre de Aaron con el negocio, Broadway Books es tu librería. ¿No os recuerda a una película? Tienes un e-mail, aunque aquí tiene un final feliz.

Chris tuitea ‘m*ierda, necesito un riñón’, y obtiene uno

La última historia tuitera es la de Chris Strouth. Sufría de insuficiencia renal desde hace tres años cuando las cosas empeoraron y tuvo el impulso de redactar un tuit que transmitía a sus seguidores a la vez su enfado y descomposición ante la urgencia de encontrar un riñón compatible. No sabía qué hacer y en la vida hubiese imaginado la que liaría su tuit en la red social. En tan sólo unos días, casi 20 personas contactaron con él.

Chris tuitea ‘m*ierda, necesito un riñón’, y obtiene unoChris tuitea ‘m*ierda, necesito un riñón’, y obtiene uno

Diecinueve almas caritativas se pusieron en contacto con él con la intención de donarle un riñón, entre ellos estaba Scott Pakudaitis. Era un conocido pero no se había visto en años. Scott se informó acerca de la operación hablando con donantes de riñones y decidió pasar las pruebas de compatibilidad. Dado que los resultados fueron positivos, dio el paso y donó uno de sus riñones a Chris Strouth que luego le daría las gracias públicamente a través de otro tuit.

El 30 de mayo es el día nacional de la donación de órganos, y Twitter es el escaparate de historias a cada cual más conmovedora al respecto. Si quieres apoyar la causa, puedes usar el hashtag #SoyDonante en un tuit y así manifestar tu deseo de hacerte donante. #MedulaParaTodos, #DonaÓrganos o #RegalaVida son otros hashtags en activo para tomar consciencia de la importancia de hacerse donante; donar sangre es regalar vida.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?