Steve Mann, el inventor del Xybernaut MA V

Vivimos en la era tecnológica y, hoy en día, la mayoría de niños de 2 o 3 años son capaces de manejar un iPad como haría cualquier adulto de forma innata pero, los que rondamos los 30 o 40, hemos evolucionado al mismo tiempo que los ordenadores los teléfonos móviles y toda la tecnología que se os ocurra. Sin embargo, en esas tres décadas de rápida evolución, no todo puede ser bueno. Siempre habrá inventos y gadgets totalmente inútiles o ridículos que han caído en el olvido, o todavía no. Recopilamos 10 gadgets sorprendentes e inútiles que no os dejarán indiferentes.

Algunos de los inventos de los siglos XX y XXI que no sirven de nada

Seiko TV Watch (1982)

En 1982, en pleno avance de la tecnología de los ordenadores personales, Seiko quiso llegar más allá fabricando un dispositivo que parecía salido de Regreso al Futuro que les venía demasiado grande: un televisor con forma de reloj, el "televisor vestible". Con un tamaño de 1,2 pulgadas, una resolución de 210x152 píxeles y la tecnología de la época no sé qué pretendían... Más de 30 años más tarde, con los avances actuales, sigue sin ser cómodo ver una imagen tan pequeña. Además, el reloj por sí solo no servía de nada. Para sintonizar la televisión se necesitaba un cacharro tamaño Walkman que iba conectado al reloj y los auriculares, imaginaos la estampa a lo Inspector Gadget...

A diferencia del resto de dispositivos, este no fue un fracaso total ya que el mismísimo James Bond lo llevó en Octopussy:

iSmell (2001)

Este aparato de diseño tan terrible que se quedó en fase de prototipo allá por 2001 tenía un objetivo aún peor. Esta especie de nariz pretendía revolucionar el mundo de Internet emitiendo hasta 128 olores al abrir según qué páginas o emails. Así, tu blog podía oler a flores y tu bandeja de entrada a chocolate... saturando cualquier olfato antes de llegar a la hora del almuerzo. Evidentemente, la nariz de pega fracasó, la empresa cerró y el iSmell llegó incluso a formar parte de la lista de los "25 peores productos tecnológicos de todos los tiempos" de la revista PC World.

Xybernaut MA V, el ordenador wearable (2005)

Si a principios del siglo XXI querías que te compararan con un cyborg y llevarte puesto tu ordenador portátil, podías ir así de ridículo con el primer ordenador wearable. Una cámara, unos auriculares y un micro en la cabeza, los componentes en el cinturón y un teclado en la muñeca, todo de lo más cómodo. Lo más triste es que el chaval que lo presenta en el vídeo parece de lo más orgulloso.

También te puede interesar: Los 10 gadgets más frikis del CES 2015

Sony Vaio Mouse Talk (2006)

Sony Vaio tuvo una revelación. En pleno auge de la comunicación por VoIP pensó, ¿y si el usuario no necesitara los altavoces y un micro para las videoconferencias? Y este fue el resultado.... Sí, un ratón-teléfono. Aunque Sony lo vendiera como un dispositivo para ahorrar espacio en el escritorio, pasó por alto un factor importante... Se acabó el hacer dos cosas a la vez. Si querías hablar con alguien y buscar algo por Internet al mismo tiempo, tu única opción era la de ir arrastrando la cabeza por la mesa, perfecto.

Sony VAIO Mouse Talk, útil, ¿verdad?Sony VAIO Mouse Talk, útil, ¿verdad?

iTypewriter (2012)

Aún recuerdo la sorpresa/incredulidad que me invadió tres años atrás cuando este teclado se "puso de moda", durante tres o cuatro tristes días... Se trata de un sistema mecánico-eléctrico que transforma las pulsaciones en su teclado en una pulsación en la pantalla del iPad.

¿Quién necesita un dispositivo del siglo XXI si se puede seguir escribiendo con una máquina de escribir como hace más de 30 años? Austing Yang, el estudiante del Edinburgh College of Art de Escocia que tuvo esta brillante idea, debería seguir con la cabeza metida bajo tierra.

Useless Box (2012)

¿Qué puede haber más inútil que una caja llamada caja inútil? Como puedes ver, no es más que una caja negra con un interruptor en la parte superior que consigue que todos nos preguntemos qué acciona. ¿Apaga luces? ¿Abre la caja? ¿Hace que algo explote? No, sólo vuelve a apagarse sola. Para más inri, además de no hacer nada y venderse por unos nada desdeñables 40 dólares, el comprador sí que tendrá que hacer algo ya que viene en un kit de un montón de piezas.

iMusic Body Rhythm (2013)

Este chaleco, collarín o como quieras llamarle, fue un proyecto que intentó financiarse a través de Kickstarter que fracasó estrepitosamente incluso tras hacerse viral. El dispositivo vibraba al ritmo de la música del iPhone al que estuviera conectado para hacer "masajes" al usuario. No hace falta decir que gracias a la gran utilidad del mismo (por no hablar de lo ridículo del diseño), tan sólo dos años después de su presentación, este aparato está totalmente desaparecido y la web del desarrollador ha dejado de existir.

Paraguas Kisha (2015)

¿Recordáis la época en la que se consideraba que algo estaba a la última sólo por llevar Bluetooth? Pues los de Kisha se han agarrado a esto como a un clavo ardiendo. Se trata de una empresa que se dedica a vender un paraguas "inteligente" con Bluetooth que se conecta a su aplicación del móvil para encontrarlo entre todos tus trastos los días de lluvia. Lo siento pero, por 70€ que cuesta, ya puedo perder paraguas los próximos 20 años y descargar aplicaciones de previsión del tiempo hasta aburrirme.

Apple Watch (2015)

Aunque sigan esforzándose con el próximo lanzamiento del nuevo sistema operativo WatchOS 2, los de Cupertino tienen que admitir que su primer smartwatch no está siendo el éxito que se esperaban. Un reloj con una batería que no aguanta las mismas horas que el usuario pasa despierto no sirve de nada, fin del asunto. Si a eso le añadimos un precio desorbitado y un diseño que, personalmente, no me dice nada, hace que considere que el Apple Watch merece un puesto en esta lista aunque se venda a capazos día a día e incluya más funciones que cualquier otro smartwatch.

Presentación de WatchOS 2Presentación de WatchOS 2
Imagen de Wikimedia de AngelineStewart editada con licencia CC 3.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?