Dron sobrevolando edificios

Definitivamente, los drones ya forman parte de nuestras vidas. A todos los usos que conocemos se suma una reciente modalidad deportiva que quién sabe si logrará desbancar a la Formula1, el deporte rey del motor. Nos referimos a las carreras FPV (First Person View) que ya cuentan con seguidores por todos los rincones del planeta que realizan sus ligas con drones "rápidos y furiosos" bordeando la línea de la legalidad.

Drones, unos almacenes abandonados y un montón de entusiastas de la aviación han sido los protagonistas de una vertiginosa competición disputada recientemente en los suburbios de Melbourne. Se trata  de carreras de aviones no tripulados en primera persona que se realizan a cubierto para bordear la legalidad, ya que el vuelo de vehículos no tripulados está regulado en Australia por CASA (Civil Aviation Safety Authority).

Carreras de drones, el deporte del futuro

Las carreras First Person View involucran a los participantes mediante el uso de unas gafas especiales que les permiten ver el mundo desde la perspectiva de su avión no tripulado. Para conseguirlo, se fijan unas cámaras en los drones. A vista de dron, los participantes han de recorrer circuitos improvisados a velocidades cercanas a los 60 km/h, que en algunos eventos pueden llegar incluso a los 160 km/h.

A medio camino entre pasatiempo y deporte emergente, las carreras FPV están tomando fuerza. Tanto es así que ya se ha celebrado un evento formal en la ciudad de Sydney: el que se denominado como "Game of Drones". Este espectáculo, englobado en los eventos del Vivid 2015 de Sydney celebrado del 22 de mayo al 8 de junio, ha sido desarrollado con la ayuda de Intel.

Este deporte está provocando una auténtica adicción entre los que lo prueban, y no es de extrañar si tenemos en cuenta que las gafas usadas para observar el vuelo hacen sentir a los usuarios como si estuvieran volando a bordo del dron. Se trata de una especie de realidad virtual a través de la cual vivir emociones fuertes sin más peligro que destrozar tu cuadricóptero.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?