Evleaks vs. TK Tech News, una historia de robo y espionaje industrial

Evan Blass ha sido uno de los mayores filtradores de noticias de tecnología de los últimos años. Conocido por su cuenta en Twitter @evleaks en la que durante dos años ha estado avanzando todo tipo de novedades sobre teléfonos y tabletas anunció el pasado mes de agosto que cesaba su actividad. Ésta había sido seguida por un gran número de interesados en la industria tecnológica puesto que toda la información que daba a conocer contaba con un alto porcentaje de exactitud. Sin embargo Blass alegó que se retiraba por la dificultad de obtener ingresos económicos que le ayuden a mantener este trabajo.

Fue entonces cuando en IndieGoGo se puso en marcha una campaña para conseguir fondos que le ayudaran a continuar con su labor pero también para ayudarle a hacer frente a los gastos que supone el tratamiento de la esclerosis múltiple, enfermedad de la que está aquejado. Detrás de esta campaña estaba otro conocido filtrador de noticias de tecnología conocido como TK Tech News y del propósito de conseguir 100.000$ consiguió recaudar apenas una décima parte, 9.275$. Sin embargo, lo que en un principio parece que empezó como un acto solidario con un compañero de profesión se ha convertido en un cruce de acusaciones de robo y fraude. En concreto Evan Blass acusa a TK Tech News de haberse quedado con el dinero de la campaña que habrían sido ingresados en la cuenta bancaria de su esposa y éste se defiende alegando que Blass desconocía que tenía que añadir su información bancaria a la campaña para conseguir el dinero. No obstante Evan Blass continúa alegando en Twitter que TK Tech News no ha hecho nada por devolver este dinero.

Para defenderse de las acusaciones TK ha elaborado un vídeo que ha compartido que vendría a demostrar que él no ha hecho nada malo y que sólo trataba de ayudar a un compañero en apuros. En él además ha sacado a relucir algunos trapos sucios de Evan Blass que mostrarían las verdaderas razones por las que éste ha cesado su actividad como filtrador de noticias y que tendrían que ver con la puesta en marcha de una investigación federal relacionada con espionaje industrial que trata de averiguar si Blass conseguía la información por cauces ilegales, cosa que podría terminar en una pena de prisión si las compañías que se han visto afectadas deciden denunciarlo ahora que conocen su identidad.

La batalla sigue en Twitter y ambas partes tratan de demostrar quién tiene razón. Para ello están aportando las evidencias que, desde sus puntos de vista, sostendrían sus versiones. Pero más allá del litigio entre estas dos personas dedicadas a la filtración de noticias de tecnología y que ya se verá de qué manera se resuelve, lo verdaderamente importante estaría en la información aportada por TK Tech News en torno a la investigación iniciada por la justicia estadounidense por supuesto robo de información confidencial y secretos comerciales de distintas compañías.  

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?