Robo Wunderkind, el LEGO del futuro

Hay algo que hemos abandonado completamente y que, poco a poco, va siendo más necesario aprender: programación. Por lo general, esto se le suele dejar a los ingenieros informáticos y la gente que quiere aprender debe leerse muchos libros y tener mucho tiempo para ensayar. ¿Por qué? Porque no aprendemos a hacerlo desde que somos pequeños, y eso es un gran fallo viendo el rumbo que la tecnología ha tomado recientemente.

Si echamos la vista atrás, será rara la persona que no haya jugado con los LEGO en su infancia. Estos bloques de colores nos enseñaban a construir cosas con nuestras propias manos, pero el futuro no va a ser solo construir, sino darle vida. Eso es lo que Robo Wunderkind nos propone: un robot hecho con bloques que los niños pueden programar para que funcione.

Programación para niños de 10 años

Lo que Robo Wunderkind nos propone es una serie de bloques de colores de unos ocho centímetros que podemos acoplar entre ellos para crear figuras. Una vez hayamos hecho nuestro pequeño personaje, la programación deja de ser una pantalla negra con códigos para hacerse visual y accesible, de tal manera que hasta un niño de 10 años pueda programar el robot y que funcione.

Los bloques de colores van cargados con diferentes utilidades, como cámaras, sensores de proximidad y punteros láser. Esto se coloca a, por ejemplo, unas ruedas para que se mueva e incluso viene con adaptadores para usar nuestras piezas LEGO convencionales para personalizarlo aún más.

Una vez construido el robot, los niños pueden usar una tableta con iOS o Android para programarlo, usando una interfaz visual, accesible y sencilla. En realidad, el código usado es Scratch, creado por el MIT para niños de ocho años, y permite usar el robot como coche radiocontrol, para enviar mensajes de voz, grabar vídeo o incluso comprobar qué tiempo hace. Las posibilidades son muy abundantes.

El crowdfunding como base de financiación

Robo Wunderkind nace en Kickstarter, donde los creadores han hecho una campaña de captación de fondos. A día de hoy ya han doblado los 70.000 dólares que necesitaban para iniciar la producción de este "juguete", y aún tienen 24 días más para seguir consiguiendo fondos.

El pack inicial saldrá a la venta por 129 dólares y contendrá un motor, sensores de proximidad, ruedas, conectores y adaptadores para LEGO. El paquete de 249 dólares tendrá sensores de luz, luces LED y sensores meteorológicos. Finalmente, el de 499 dólares tendrá cámara, sensor infrarrojos, acelerómetro y bloques con pantallas de tinta electrónica.

Si todo sale como previsto, los niños podrán disfrutar de este juguete para julio de 2016. Si estáis interesados, esta es la página del proyecto en Kickstarter, donde podréis participar en su desarrollo con una donación monetaria.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?