Arduboy, Tetris en una tarjeta de crédito

Seguro que, al igual que muchos jugadores, tienes un lugar especial reservado en tu corazón para el Tetris y la Game Boy original, un binomio que supuso los primeros pasos en los videojuegos de muchos chavales de este país a primeros de los’90. Ahora ese binomio vuelve, integrado dentro de una placa de Arduboy, la microconsola creada por Arduino.

Para quienes no conozcan Arduboy podemos decir que es un proyecto que arrasó en Kickstarter en cuanto se supo de su existencia. Incorpora el chip de Arduino más pequeño que se pueda concebir, una pantalla OLED monocroma y un pequeño altavoz. Por su apariencia original recordaba mucho a la primera Game Boy, y gracias a ese aire de nostalgia consiguió tener un gran éxito.

También se sujetaba como una Game Boy, en modo retrato con el D-pad y los botones A y B colocados bajo la pantalla. El hecho de que la pantalla monocroma también recordase a la Game Boy también ayudó, y aunque en un principio sólo se podía jugar a Tetris su creador trabajó para incluir versiones de otros juegos, como por ejemplo Pokémon. Aquí puedes ver un vídeo promocional de Arduboy:

Su hardware también es realmente minimalista: un procesador ATmega32u4 se encarga de la parte “cerebral”, con 32 KB de memoria flash incorporados y 2,5KB de RAM, acompañados de 1 KB de EEPROM. La batería de Arduboy dura hasta seis horas y es perfectamente recargable.

Hoy Arduboy ha sufrido una mutación, y es que ha salido una microtarjeta en formato apaisado, que coloca los controles a los lados de la pantalla a lo Game Boy Advance, y que, además, cuenta con el sello de aprobación de la marca Tetris. Cuesta 49 dólares en lugar de los 39 que cuesta la edición regular, pero estos 10 dólares extra van a parar a pagar el coste de las licencias de Tetris.

Además de este modelo apaisado, puedes comprar el modelo del vídeo y una edición especial para desarrolladores, que está pensado para empezar a desarrollar juegos cuanto antes. Como ya comentamos, la edición regular cuesta 39 dólares, pero la edición para desarrolladores cuesta sólo 29 dólares y trae lo básico para empezar con Arduboy.

Por supuesto, al ser Arduino no estás limitado al juego que viene preinstalado, sino que puedes instalar cualquier juego que encuentres —siempre y cuando esté adaptado a la pantalla vertical—. Si has tenido un acceso de nostalgia al ver este Arduboy, por 49 dólares es poco precio a pagar por una mini-consola con muchas posibilidades. Puedes comprarlo en este enlace

Arduboy.com

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?