Playa con palmeras

Del tamaño de un parche de nicotina. Así es el pequeño wearable para alertar al usuario de quemaduras en la piel diseñado por el Royal Melbourne Institute of Technology (RMIT) australiano. Se trata de un dispositivo extensible y ajustable que percibe los rayos ultravioleta.

Detecta cuánta radiación ha acumulado tu piel

Los resultados de las investigaciones que han dado como resultado la invención de este wearable han sido publicados en la publicación científica Small. En ella los investigadores explican cómo han utilizado capas de óxido de zinc que actúan como sensores de luz.

El propósito es que pueda ser utilizado como parche sobre la piel o banda que pueda ser fácilmente conectado a otro dispositivo como una tablet o un smartphone. Entonces es cuando avisa al usuario de niveles de radiación ultravioleta que pueden ser considerados como peligrosos. La cuestión es que no sólo avisa sobre este nivel de radiación, sino que también es capaz de indicar la que ha acumulado la persona que lo lleva por lo que puede tomar precauciones.

Hay que recordar que en la actualidad se han disparado los casos de cáncer de piel en la población, debido entre otras cosas a la falta de concienciación y a que no se toman medidas preventivas.

La goma como clave del éxito

Pero aunque parezca mentira el éxito de este wearable no se encuentra en la creación en sí mismo del sensor, sino en algo que a priori podríamos considerar más simple: el uso de la goma. No, no es una tontería, puesto que este material es más flexible y elástico que la silicona y que tiene un peor agarre sobre la piel. Sus características además lo hacen viable para que se adapte a cualquier tipo de prenda de ropa.

Pero a este invento se le augura un futuro más amplio. Este dispositivo puede ser utilizado para detectar gases tóxicos. Su aplicación por tanto puede llegar a ámbitos profesionales como el de la industria, la minería o el medio ambiente.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?