Un Yak-42 en pleno vuelo

A finales del mes pasado tuvo lugar en Moscú el Polytech Festival 2015, una iniciativa anual que reúne a científicos de medio mundo con la intención de hacer la ciencia más popular y atractiva entre los jóvenes, y que siempre cuenta con espectáculos al aire libre que logran enganchar al público.

Y en la edición de este año se han superado con creces, no sólo atrayendo la mirada de los asistentes, sino también de toda la comunidad musical y científica, mientras lograban convertir un Yakovlev Yak-42, un modelo de avión ruso sobre el que recayeron todos los focos en 2003, debido al accidente aéreo de Turquía, en un instrumento de percusión de dimensiones monstruosas.

La banda rusa del momento: Jekka y su Yak-42

Gracias al esfuerzo colectivo de Mogees, una empresa británica que se dedica a convertir objetos cualesquiera en instrumentos musicales, Playtronica, una plataforma musical interactiva que enseña a crear instrumentos musicales de la nada (y cuando decimos de la nada, nos referimos a instrumentos a partir de pepinos y zanahorias, por solo citar algunos ejemplos) y SKVT, un colectivo que desarrolla proyectos de gran interés en el Museo Politécnico de Moscú, la cantante rusa Jekka pudo actuar delante de todos los asistentes con una banda de auténtico lujo: un Yak-42 y todos sus elementos físicos.

Como se puede ver en el vídeo, los responsables del proyecto, que por lo visto nació como una acción "espontánea" al término del festival aunque suene poco creíble, colocaron varios sensores fabricados por Mogees alrededor del avión. Éstos recogían las vibraciones provocadas al golpear suavemente la aeronave, que luego se hacían pasar por el software Ableton Live para sincronizar la pista de la cantante Jekka con las notas de percusión emitidas por el avión.

Obviamente el resultado musical del experimento no puede ser del agrado de todo el mundo, ni mucho menos, pero gustos musicales aparte, el resultado tecnológico está fuera de toda duda: convertir un avión comercial con capacidad para 120 pasajeros y casi 35 toneladas de peso en un instrumento de percusión, capaz de formar con una cantante un dueto en vivo, merece toda nuestra atención.

Fuente | Create Digital Music

Dmitry Terekhov editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?