Pantalla

Uno de los grandes problemas, por llamarlo de algún modo, al que todo bloguero de software se enfrenta es, sin duda, capturar imágenes del escritorio, bien sea entero, de alguna ventana en concreto o de un trocito minúsculo junto a la barra de tareas.

Programas para la captura existen a cientos, pero no todos cumplen ciertos requisitos, como facilidad de uso, opciones añadidas, que sea gratuito... Al final vas probando poco a poco hasta encontrar aquellos que más se ajustan a tu uso diario.

De todos los que han pasado por mi disco duro me gustaría destacar dos de ellos que se han hecho con un huequecito en mi sistema.

freeware, ligero, y se le pueden configurar atajos de teclado para cada tipo de captura. Tiene una versión de pago mucho más completa, pero para el trabajo diario funciona perfectamente.

Lo utilizo por su capacidad para automatizar el post-proceso. Una de esas cualidades que ahorran un montón de tiempo al cabo del día. Es capaz de guardar la captura como una imagen jpg, realizar una redimensión del tamaño y añadir una marca de agua predeterminada. Son acciones que se podrían programar en programas avanzados de diseño gráfico, pero con un sólo click nos olvidamos del asunto usando este sencillo programa.

El otro programa que he usado bastante tiempo es Screen Capturer. Es plenamente configurable, como Gadwin, y mantiene muchas similitudes en cuanto a opciones -pasa la imagen al portapapeles, graba un jpg, manda por mail o imprime- pero existen dos diferencias principales.

En la forma de capturar, Screen Capturer gana. Con un cursor convertido en cámara fotográfica nos permite seleccionar de una manera completamente visual las áreas de selección. Vamos probando hasta que nos convence una y hacemos la instantánea. Rápido, sencillo y sin problemas.

Por desgracia, Screen Capturer no realiza esas funciones de post-proceso que Gadwin hace tan bien. El no poder redimensionar las imágenes de manera automática me hace perder el tiempo y finalmente he optado por Gadwin.

Sin embargo, Screen Capturer tiene un opción que no gasto demasiado pero que puede ser de gran utilidad para otros: Permite grabar en vídeo acciones en el escritorio. Es una manera ideal de preparar un pequeño videotutorial sobre cómo funciona una aplicación o para enseñar un programa en ejecución.

Los dos programas son gratuitos y muy fáciles de manejar, así que ya no tenéis excusa para no sacar unas estupendas imágenes de vuestro escritorio.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?