Skype

Según se comenta por la red el programa estrella de telefonía IP, Skype, podría cambiar de manos en breve. Hace cuatro años que su principal accionista es eBay, y por lo visto (crisis mundial mediante) las cosas no han salido como se planearon.

En un artículo del periódico The Times se da por hecho que eBay ha puesto Skype en venta. Lo reafirman las declaraciones realizadas por el jefe ejecutivo de la casa de subastas, John Donahue, en las que describía a Skype como un “gran negocio independiente“. Hace como mínimo tres años que se da por fracasado el matrimonio. Que en una misma oración aparezcan las palabras "negocio" e "independiente", sugieren que alguien está haciendo las maletas.

Si tan gran negocio es, ¿por qué no se lo queda eBay? Este año está teniendo las campañas más desastrosas de su historia y la crisis debe de estar afectando gravemente su cuenta de ingresos. Por lo visto necesita echar lastre, y Skype debe ser el eslabón débil de la cadena.

La política de compras del portal de subastas siempre ha estado relacionada con servicios que incentivaran o aportaran valor añadido a su principal modelo de negocio.

Así fue como se hizo con el rentable Paypal, que ofrecía a sus clientes seguridad en las transacciones económicas; y así ha ocurrido también con Skype, cuyo sistema de telefonía gratis peer to peer facilita el contacto entre comprador y vendedor para generar confianza.

Pero el uso de Skype, por la razón que sea, no parece haber tenido mucho éxito entre los usuarios de eBay. Es raro encontrar un vendedor con un enlace de Skype para realizarle consultas.

Por otra parte, él éxito en el mercado de la telefonía IP parece estancado. Las compañías telefónicas han sabido reaccionar a las tarifas de Skype ofreciendo tarifas planas de Internet + llamadas a fijos, y las tarifas de Skype a móvil y a según qué países siguen sin ser competitivas, principalmente por las regulaciones existentes.

Resulta curioso que la crisis económica haya puesto en un brete al precursor de una tecnología a la que se le supone un éxito fulgurante. Igual los futuros propietarios de Skype sepan relanzar su carrera. ¿Habrá algún verdadero gigante en la puja?

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?