Lanzamiento de Fallout 3

Echemos un vistazo a algunas de sus características, que nos sitúan en un entorno postapocaliptico, concretamente en el año 2277 (20 años después del segundo Fallout y 200 después de la guerra nuclear que devastó la Tierra); parte de la humanidad sobrevive en refugios donde tienen todo lo necesario para vivir, mientras que el resto sobrevive en un mundo destruido, donde deben enfrentarse a seres mutados, a la radiación y a la escasez de recursos.

Fallout 3: lo primero es crear tu personaje

El juego comienza con una más que interesante creación de personaje. En Fallout 3 tomamos el papel de una persona nacida en el refugio 101, tras nuestro nacimiento, decidiremos la cara y el nombre de nuestro personaje mediante las respuestas que nuestros padres dan a un doctor a través de una interfaz muy completa y detallada. Tras ello daremos un salto en el tiempo hasta que llegamos al jardín de infancia, momento en que decidiremos los atributos y las características de nuestro personaje a través de un libro infantil (Tú eres S.P.E.C.I.A.L.); las posibilidades que ofrecen son vastísimas, pudiendo crear un personaje prácticamente como queramos. Tras ello comenzarán una serie de saltos en el tiempo en que iremos conociendo a la gente del refugio, hasta que en nuestra adolescencia decidimos nuestro estilo de juego mediante un sencillo test de aptitud en que podremos elegir nuestras habilidades predilectas. Finalmente empezará el meollo del juego, cuando nuestro padre (un científico) huye del refugio, convirtiéndose en un proscrito y heredando la misma calificación, lo que nos obligará a abandonar la seguridad del refugio para ir en busca de nuestro padre.

Destacable mejora gráfica

El aspecto del mundo exterior es definitivamente impresionante, mostrando un mundo que está realmente en ruinas, cuyo detalle unido al cambio de la perspectiva cenital clásica a una tercera persona desde atrás nos ayuda a meternos enseguida en la ambientación del juego, mientras vamos recorriendo ciudades y campos excelentemente definidos. Para acompañarnos en este viaje contamos con una radio, que nos amenizará con música y noticias de las diferentes zonas que vayamos cruzando. Al contrario que en la mayoría de juegos, no somos un héroe épico respetado por toda la gente allá donde va, al contrario los personajes nos mostrarán un ligero interés al principio por haber nacido en un refugio, difuminándose este rápidamente. La comunicación con ellos estará sujeta a muchas posibilidades, en la que influirán nuestras habilidades y atributos, además de hacia dónde tienda nuestro karma (hacia el bien o hacia el mal).

La variedad de misiones que se nos ofrece es inmensa, fácilmente puede costar más de 100 horas llevar a cabo todas ellas (aunque bastante menos resolver la misión principal sin más). Estas nos llevarán por todo el mundo de juego y podrán ser resueltas de diversos modos, no siendo siempre necesario recurrir a los tiros y pudiendo dialogar amigablemente.

El sistema de combate es bastante sencillo gracias al sistema V.A.T.S., que nos permite apuntar con el juego pausado, además de configurar diferentes acciones en función de los puntos que tengamos para este fin.

La banda sonora del juego es bastante buena, con ritmos de los años 50 que nos acompañarán en la carrera por encontrar a nuestro padre. Además, el juego está perfectamente localizado al castellano, tanto en texto como en voces.

En definitiva, un juegazo que no debería faltar en ninguna colección que se precie.

Joseph Nicolla editada con licencia CC 2.0 BY-SA

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?