Si ayer os hablábamos de la inminente salida del nuevo navegador de Google, Chrome, hoy os mostramos nuestras primeras impresiones al respecto, tras una intensiva sesión de navegación y pruebas.

Comencemos echando un ojo a la interfaz, esta es mínima, mostrando tan solo la barra de título y una barra de herramientas. La barra de título hace las veces de gestor de pestañas, optimizando el espacio gastado, esto tiene además una segunda razón de ser: cada pestaña de Google Chrome es tratada por el sistema como si fuera una ventana nueva, es más, cada pestaña es tratada como si fuera un proceso distinto. Esto significa que si una pestaña se bloquea, el resto del navegador debería funcionar perfectamente, pudiendo cerrar la pestaña problemática sin mayores problemas. Ya nunca más perderemos ninguna información que pudiéramos estar escribiendo o cerraremos alguna web interesante porque otra haya provocado que el programa se cuelgue.

Un problema que se podría plantear en este caso es el consumo de memoria que gasta el programa, al ser cada uno una ventana independiente, ciertamente el consumo de memoria es mayor en algunos casos (además hay que tener en cuenta que es todavía una beta). Recién abierto con 4 pestañas Chrome consume el doble de memoria que Firefox 3.0.1, ahora bien, la cosa cambia sustancialmente cuando llevamos más de media hora navegando, abriendo y cerrando pestañas, finalmente volvemos a las cuatro pestañas iniciales y observamos como Chrome consume la misma memoria que inicialmente, siendo ahora superado ampliamente por Firefox, esto se debe a que cada vez que Chrome cierra una pestaña, termina un proceso y por tanto libera la memoria relacionada con él. Para terminar con un proceso de Chrome no hace falta realizar Ctrl+Alt+Supr, simplemente dando botón derecho en la barra de direcciones y seleccionando “Administrador de Tareas” veremos los procesos de Chrome abiertos, a que pestaña corresponde cada uno, la memoria que ocupan, el número de CPU de nuestro PC que están utilizando en ese momento y el ancho de banda que está consumiendo cada uno de ellos, pudiendo finalizar cualquiera de ellos a placer. Mencionar también que los plugins como Flash o Java se ejecutan en un proceso aparte.

La barra de direcciones y herramientas es también bastante minimalista, podría decirse que demasiado, posee los clásicos botones de avanzar y retroceder, el refrescar, un botón para agregar un nuevo marcador, la barra de direcciones propiamente dicha, un menú de opciones de la página y un menú de herramientas del programa. De momento no existe opción de añadir nuevos botones. Tampoco incluye lector de Feeds y RSS.

Y de momento lo dejo aquí, mañana, a primera hora tendréis el resto de impresiones sobre el navegador de Google, que ha dado más de hablar en su primer día que todos los programas de la competencia en todo el año.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?