Nintendo DSi

Tras muchos rumores y noticias que parecían no ir a ninguna parte, por fin Nintendo ha presentado la nueva versión de la más vendida de su portátiles, que pretende reinventarse a sí misma, con la intención de convertirse ya no solo en una videoconsola: si no en un gadget indispensable con funcionalidades de centro multimedia de bolsillo.

Una de las principales novedades es la reducción de su tamaño, siendo no solo más estrecha, sino que además será más ligera. Pese a esto sus dos pantallas serán más grandes que las de versiones anteriores. Aún así, una pega importante para algunos usuarios: la ranura para cartuchos de GameBoy ha sido eliminada en favor de una ranura para tarjetas SD. Esto ayudará a ampliar las capacidades de memoria de la consola.

Además contará con memoria interna, de tamaño aun no definido, y será capaz de almacenar y reproducir audio, imágenes y vídeos. Además, a través de su WiFi nos permitirá tener total conectividad con la sobremesa de la compañía, Wii. La consola incorporará además un navegador web integrado, a diferencia de anteriores versiones, que requerían de un componente adquirido aparte.

La novedad más grande llega con la incorporación de dos cámaras, una VGA y otra de 0’3 megapixeles. Una de ellas está en la tapa de la consola y apunta hacia afuera, mientras que la otra está colocada en la bisagra, apuntando hacia el jugador. Estas cámaras nos permitirán tomar fotografías que serán almacenadas en la consola. Además, tendrán también capacidad de grabar vídeo y audio, lo que lleva a pensar que en un futuro se incorpore algún tipo de chat de video e incluso la integración de videollamada a través de Internet.

Junto con la consola se lanzará la DSi Shop, donde se podrán adquirir juegos, música, imágenes y aplicaciones que complementen al aparato (de modo similar a la AppStore de iPhone y iPod Touch), estas se adquirirán mediante Wii Points, que actualmente se pueden adquirir comprándolos o introduciendo los códigos que acompañan a algunos juegos de las consolas.

DSi aterrizará en Japón el próximo 1 de noviembre, aunque deberemos esperar hasta primavera para poder disfrutar de este nuevo gadget en nuestro país.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?