Windows7

Según la fuente del blog de Microsoft, se desprende que para el nuevo Windows 7 se tomará más en serio varios aspectos acerca del rendimiento del sistema operativo. Ofreciendo notables mejoras en cuanto al empleo de memoria, uso de CPU, Operaciones de entrada/salida a disco, Operaciones de arranque cierre y reposo, rendimiento del sistema base y empleo de disco por parte del sistema.

Entre los datos específicos apuntan al objetivo de 15 segundos como media de tiempo en arranque del sistema. Aunque también barajan numerosas variables sobre la multiplicidad de equipos y utilidades aplicadas a los mismos, con lo cual parece que se acaben justificando sobre la distancia que de esto a la realidad pueda distar. De cualquier forma, señalan estar atendiendo a numerosas sugerencias de usuarios y a resolver posibles problemas, teniendo en cuenta los que ya se han ido detectando de Windows Vista.

Si tenemos en cuenta las últimas noticias aportadas por Apple y su próximo sistema Mac OS X Snow Leopard, del que se dice centrará sus esfuerzos en mejoras de rendimiento, más que en aspectos visuales y de interfaz, podemos darnos cuenta rápidamente por donde parece que están yendo los tiros al respecto, y Windows también se apunta al carro. Sin olvidar que los equipos actuales con procesadores multinúcleo, muchos de ellos con tecnología a 64bit aún tienen mucho potencial que ser aprovechado, y para ello es indispensable optimizar al máximo el sistema operativo.

Para el Windows Vista la optimización del sistema vino relegada a un segundo plano en pos de una interfaz más llamativa y espectacular, que sin embargo a muchos usuarios les supuso un cambio un tanto abrupto (no olvidemos la diversidad entre usuarios). Marcado por un periodo quizás excesivo de separación entre uno y otro, pues los 5 años que separan al XP del Vista provocaron las reacciones de aquellos a los que les costó más hacerse con él y por fin lo lograron. En este sentido quizás sea más apropiado dedicarse a hacer actualizaciones en periodos más cortos de tiempo, cada año o dos, que tengan más que ver con la optimización del sistema y de usabilidad para ir acorde a las evoluciones en los equipos. Y más a largo plazo, 4 ó 5 años, que transforme el sistema más a nivel de interfaces deslumbrantes.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?