Windows 7

En Malavida hemos hecho como cientos de miles de vosotros y nos hemos descargado la beta de Windows 7, ansiosos de conocer directamente las características del sucesor de Vista. Lo hemos probado en una máquina relativamente antigua, un Pentium D a 3,20 GH con 2 GB de RAM y el sistema operativo nos ha ido como la seda, bastante más rápido que su predecesor.

El acabado de Windows 7 es fantástico, aunque visualmente hay pocas diferencias respecto a Vista. Hay quien compara su estilo visual con el KDE de Linux, algo que podría ser mínimamente cierto en el caso de los widgets. La barra de herramientas es más alta y sólo lleva iconos, lo que nos hace pensar en el Dock de Mac, aunque ni se mueve ni es tridimensional como éste.

Sólo nos ha costado 43 segundos desde el momento de arrancarlo hasta que nos ha pedido la contraseña. El arranque total nos ha durado 1 minuto 6 segundos, lo cual constituye una buena marca, eso sí, aún lejana del arranque instantáneo que había prometido la compañía.

Windows 7

Una de las primeras cosas que llama la atención en la instalación de Windows 7, es que al crear la partición en el disco duro y decir que ocupe todo el disco, el sistema nos dice que necesita crear particiones adicionales y el resultado es que nos crea una partición inicial de 200 megas y otra con el resto de lo que le hemos indicado, aunque al ejecutar el sistema operativo ya instalado la de 200 megas no se ve por ningún sitio.

Hoy en día los discos duros vienen con mucha memoria, por lo que este tipo de particiones han dejado de ser problemáticas y, por contra, aceleran el rendimiento de los equipos.

De las características nuevas, lo primero que nos ha llamado la atención són las librerías de audio y de vídeo. Funcionan como carpetas inteligentes a las que se les van añadiendo automáticamente todos los vídeos y audios que tengamos.

Windows 7

Otro elemento a tener en cuenta es el nuevo Windows Media Center. El diseño es de lo mejor que jamás haya hecho Microsoft. Combinado con las librerías de medios y el soporte para vídeos de alta definición, promete convertirse en el centro multimedia de muchos hogares.

Se nota que Windows 7 ha estado pensado para equipos muy diferentes. De hecho, en la ventana de Personalización dispone de toda una colección de Temas que permiten ahorrar aún más recursos, por lo que es evidente que pronto lo veremos instalado en ultraportátiles.

En una primera exploración se nos han quedado infinidad de cosas en el tintero, como las supuestas mejoras en la conectividad con dispositivos móviles. Pero ha sido suficiente para llevarse una impresión positiva. Hemos visto mejoras en el diseño, rapidez y estabilidad. No se nos ha colgado absolutamente ningún programa, y eso que hablamos de una beta y de Microsoft... le damos, pues, una nota alta.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?