Cómo funciona PowerPoint

El área de trabajo de PowerPoint no es solo muy intuitivo y fácil de usar, sino que además Microsoft nos da casi todo el trabajo mascadito para que solo tengamos que preocuparnos de elaborar una presentación efectiva y entretenida, que llame la atención de nuestro público objetivo y que aburra lo menos posible.

En la zona superior encontramos la barra estándar con las funciones básicas de archivo, edición, insertar, formato, presentación, ventanas, transiciones, animaciones, diseño etc. Debajo de ella está la barra de opciones, que nos ofrece accesos directos a las funciones de edición más habituales del menú escogido en la barra estándar, ya sea la tipografía, el tamaño de la fuente, las opciones de dibujo, el portapapeles...

Más abajo la pantalla se divide en un panel de diapositivas a la izquierda, la diapositiva de trabajo a la derecha y, debajo de esta, el espacio para notas del editor y las opciones de ajustar la vista. A la izquierda puede desplegarse el panel de tareas para seleccionar de forma más rápida entre las opciones disponibles de la herramienta con la que estemos trabajando.

Los cuadros principales son el panel de diapositivas y la diapositiva de trabajo. En el primero vamos a establecer el árbol de pantallas que queremos proyectar y su principal estructura. Desde aquí podemos modificar su orden, editarlas, agregar nuevas o eliminarlas, añadir efectos de transición, fondos y diseños, etc. En la diapositiva de trabajo es donde subiremos el contenido que deseamos transmitir, los títulos, textos, imágenes, gráficas, vídeos y animaciones que nos sirvan para trasladar nuestro mensaje de la forma más práctica y eficiente posible.