Cómo usar Photoshop

Para usar Photoshop lo primero que hay que hacer es descargar la aplicación, que podremos probar durante 30 días de manera gratuita con su versión de evaluación, descargable a través de Creative Cloud.

Una vez instalado en nuestro PC, nos encontraremos con una interfaz de usuario llena de herramientas de edición gráfica con las que podremos realizar prácticamente cualquier acción sobre nuestras imágenes. Que tanta herramienta no te abrume porque vamos a explicarte para qué sirven y cómo usar las utilidades más básicas.

  1. Herramientas de selección: las utilidades de marco, mover, lazo, selección rápida y varita mágica te ayudarán a seleccionar áreas de una imagen, ya sean áreas geométricas o dibujadas a mano alzada, para poder realizar ediciones sobre esas regiones en concreto.
  2. Herramientas de recortar: con estas herramientas podrás separar partes de una misma imagen o crear sectores diferenciados.
  3. Herramientas de edición: son las más numerosas y entre ellas encontramos pinceles y parches para eliminar imperfecciones, utilidades para clonar, difuminar y borrar, además de herramientas para modificar la exposición y saturación.
  4. Herramientas de pintura: donde encontraremos pinceles, lápices, utilidades de sustitución de color, de degradados y botes de pintura para aplicar color y rellenar nuestras imágenes.
  5. Herramientas de dibujo y texto: con estas herramientas podrás dibujar formas, líneas y trazos, además de poder insertar texto encima de las imágenes o crear máscaras de texto.

Para aplicar cualquier de ellas tendremos que abrir una imagen guardada en nuestro disco duro desde el menú de Archivo o simplemente arrastrando y soltándola sobra la interfaz. Luego simplemente buscaremos y seleccionaremos la herramienta que más nos convenga según la acción que queremos llevar a cabo.

Una vez hayamos acabado nuestro trabajo en Photoshop, no se nos puede olvidar guardar los cambios realizados. Para ello podemos pinchar en Guardar accesible desde el menú Archivo para sobrescribir el documento actual o en Guardar Como (atajo de teclado Mayús+Ctrl+S) para salvar nuestro trabajo como documento nuevo. Desde el menú desplegable podremos seleccionar el formato que mejor nos convenga.