Servidores proxy en funcionamiento

Desde que Edward Snowden hiciese público el programa de espionaje ciudadano masivo que la NSA estaba llevando a cabo (y se convirtiese en un fugitivo), cómo los usuarios nos tomamos la seguridad y la privacidad de las comunicaciones es algo que ha cambiado mucho. Tanto es así, que las principales aplicaciones de comunicación han tenido que reforzarse con protocolos de cifrado, chats secretos y mucho más para convencer a los usuarios de que usarlas es seguro. Lo mismo ocurre a la hora de navegar por Internet: los usuarios buscan una forma de poder moverse por la red con la tranquilidad de que no hay terceras personas rastreando cada uno de sus pasos.

Para intentar asegurar el anonimato tenemos, entre otras opciones, la de utilizar un proxy. Son servicios que a menudo suelen confundirse con las VPN, y en este artículo intentaremos aclarar exactamente en qué consisten y cómo puedes utilizarlos.

¿Qué es un proxy?

Imagina que quieres comprar algo en una tienda, pero sin que el dependiente se entere de que lo compras tú. Para poder hacerlo llamas a un amigo, le indicas qué quieres y le dices que entre él por ti. Después, te entrega lo que le habías pedido y puedes hacer uso de ello como más gustes. Pues un proxy funciona de la misma manera.

Lo que el proxy hace es actuar como servidor intermediario entre tu ordenador (el cliente) y la página de destino que quieres visitar. El proxy es el que se encarga de recibir tus peticiones de visita, y se las entrega a la página de destino de forma que puedas acceder a ella sin que sepa que lo estás haciendo tú.

Diagrama de funcionamiento de un proxyDiagrama de funcionamiento de un proxy

Como la conexión no es directa, tu IP no queda registrada cuando llegas a tu destino, sólo la del proxy a través del cual realizaste la conexión. Este tipo de servicios se utilizan muy a menudo para enmascarar el país de origen de tu conexión, lo que puede ser muy útil para acceder a servicios bloqueados por geolocalización y provoca la confusión con las redes VPN.

Y sin embargo, como ya hemos dicho, no son lo mismo. Una VPN te permite crear una conexión segura a otra red a través de Internet y cifra todo el tráfico que pasa a través de ella, mientras que el proxy lo único que hace es "esconder" tu dirección IP. Sí, la VPN también lo hace, pero no es un intermediario: crea un "túnel privado" entre tu ordenador y una red remota, que es la que te conecta con el resto de Internet.

Es importante, como acabamos de mencionar, que tengas en cuenta que el proxy sólo enmascara tu dirección IP, no cifra en ningún momento los datos de conexión. Tampoco elimina ningún otro tipo de identificador que pueda relacionar al proxy contigo, así que alguien con acceso a tu red y los datos que transmites podría espiar los sitios que visitas.

Tipos de proxy

Existen muchos tipos distintos de proxy, cada uno con funciones y características determinadas. A continuación os damos una pequeña lista con algunos de los más comunes:

  • Proxy web: es el tipo más común y el que se ajusta exactamente a la definición que hemos dado de un intermediario que enmascara una IP.
  • Proxy caché: hace más o menos la misma función que el proxy web. Guarda en caché las páginas que hayamos visitado para servirlas directamente de los archivos que tiene guardados.
  • Proxy transparente: se aplican directamente a nivel de red y no requieren configuración por parte del cliente. Normalmente los utilizan los proveedores de servicios de Internet para filtrado de webs, entre otras cosas.
  • Proxy inverso: recibe todas las peticiones de todos los clientes y las entrega a un servidor. Se usa para proteger servidores de ataques DDoS.
  • Proxy NAT: este servidor se utiliza a niveles muy bajos. Se usa para enmascarar, ocultar o cambiar las IPs de origen por una sola antes de realizar las peticiones de conexión.
  • Proxy abierto: como su propio nombre indica, están abiertos a todo tipo de conexiones y cualquiera puede usarlos. Son los menos recomendados, debido a que las páginas de destino podrían bloquear las conexiones entrantes al tomarlas por spam.

¿Cómo puedes usar un proxy?

Como usuario tienes dos posibilidades para usar un proxy:

  • A través de un servicio web.
  • Configurándolo en Windows.

A continuación te explicamos cómo utilizar cada uno.

A traves de la web

Uno de los proxy web más populares es Hide.me que, además del proxy, lleva ofreciendo una VPN de pago desde 2012. El proxy es gratuito y funciona bastante bien, ya que lo usan como demostración de sus servicios premium. Usar la versión web es muy sencillo; en primer lugar ingresa la dirección web que quieres vistar:

Indicación de la web a visitarIndicación de la web a visitar

En segundo lugar elige el país que enmascarará tu origen:

Selección del país de origenSelección del país de origen

En tercer lugar revisa las opciones de conexión. Es importante que desactives todos los scripts y deshabilites las cookies para evitar posibles rastreos:

Opciones de conexión privadasOpciones de conexión privadas

Con esto ya tendrías más que suficiente para enmascarar tu IP en Internet.

A través de Windows

Si quieres usar un proxy directamente desde tu sistema operativo, Windows te ofrece todo lo necesario para configurarlo. En primer lugar ve a Inicio > Configuración, y después a Redes e Internet:

Menú Configuración de WindowsMenú Configuración de Windows

Cuando estés dentro de este menú, haz clic sobre el apartado Proxy de la parte izquierda de la pantalla:

Configuración de proxy en WindowsConfiguración de proxy en Windows

Una vez allí ve hasta la opción Usar servidor proxy, actívala y escribe la dirección web del proxy y el puerto en el que se realizará la conexión. Además de esto, puedes hacer una lista de páginas que se saltarán el proxy cuando navegues:

Configuración del proxy personalizadoConfiguración del proxy personalizado

Puedes encontrar listas de proxies gratis en Internet. La seguridad de cada uno de ellos puede variar, así que te recomendamos que procedas con cautela.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado