Una VPN asegura más privacidad y seguridad

Internet y el mundo de la informática en general está plagado de palabras que muchas veces desconocemos. ¿Has oído hablar de las VPN? En los últimos tiempos este concepto ha cobrado especial relevancia debido a los convulsos momentos que vive Internet como medio de comunicación donde se están recortando cada vez mayores libertades. Muchos usuarios han encontrado en los servicios VPN una forma de sobreponerse a esta situación, y tú como verás a continuación también podrías beneficiarte de todas las ventajas que proporciona su uso. Sigue leyendo y te explicaremos qué es exactamente una VPN y para qué usos concretos puede serte de utilidad.

Significado de VPN: ¿qué es?

VPN son las siglas de Virtual Private Network y es un tipo de red virtual de dispositivos conectados entre sí. Este tipo de red permite conectar dispositivos a través de Internet con independencia de la distancia que los separa, lo que proporciona numerosas ventajas como veremos más adelante.

Cuando nos conectamos a Internet lo que realmente hacemos es conectarnos a un módem o router que es el que finalmente establece la conexión. Todos los dispositivos que conectamos a través de ese módem o router forman una red local en la cual cada uno es identificado mediante una dirección IP local, de manera que pueden compartir información. En una red VPN puedes crear una red local sin que todos estos aparatos estén conectados entre sí a través del módem o router: se conectarán a la red a través de Internet. Por lo tanto hablamos de una red privada virtual para conectar dispositivos que no se encuentran físicamente en el mismo lugar. Esta tecnología permite extender una red local sobre una red pública como Internet manteniendo todas sus funciones y la seguridad.

Cuando te conectas a Internet tu módem contacta con el operador de telefonía que es finalmente quien resuelve la operación llevándote hasta el contenido que quieres ver. Al utilizar una VPN el operador sigue recibiendo tus peticiones, pero son transferidas automáticamente a la VPN quien será en último término quien resuelva la operación. En este caso el proveedor de telefonía no sabe a ciencia cierta a qué contenido estás accediendo, dado que tu dirección IP es a partir de ese momento la del servicio VPN que estás utilizando.

Actualmente existen muchas empresas que ofrecen servicios de VPN incluso para móviles. En la gran mayoría de los casos los planes que ofrecen son válidos para distintos dispositivos, por lo que puedes consultar las mejores apps VPN para Android o las mejores apps VPN para iPhone según el terminal que tengas entre manos. La competencia en el sector esa feroz y la creciente popularidad que ha adquirido su uso nos permite disfrutar de una gran oferta.

Para qué usar una VPN

Después de la parte técnica viene lo realmente interesante, para qué sirven las VPN. Desde hace muchos años son utilizadas en entornos empresariales para controlar equipos a distancia. Sin embargo su uso entre usuarios particulares se ha extendido muchísimo en los últimos tiempos gracias a una de sus principales funciones: actuar como túneles de datos.

Al conectarte a una red VPN tu dirección IP pasa a ser la del servidor al que estás conectado, de manera que al navegar parecerá que tu visita procede desde otro lugar. Como las VPN suelen proporcionar conexiones cifradas, el proveedor no sabe exactamente a qué contenido estás accediendo. Repasemos las funcionalidades más interesantes de esta tecnología.

Trabajo a distancia

Teletrabajo desde casaTeletrabajo desde casa

No siempre podemos estar físicamente delante de nuestro puesto de trabajo. Las redes VPN son una perfecta solución para tener acceso desde cualquier lugar del mundo. Simplemente debes tener configurada tu red VPN y disponer de conexión a Internet. Es uno de los usos más extendidos, el sector empresarial se ha visto muy beneficiado por ejemplo a la hora de permitir el teletrabajo desde casa como si se estuviera presencialmente en la oficina o al conectar diferentes sedes de una empresa en distintos puntos del mapa.

Evitar bloqueos y restricciones geográficas

En Internet no todo el contenido está disponible para todos los usuarios. Una de las restricciones más habituales es la geográfica: muchas plataformas de contenido audiovisual por ejemplo, como Netflix, emplean sistemas para impedir el acceso a ciertos contenidos en función de dónde estás. Una VPN al ocultar tu dirección IP ante estas plataformas y hacerles creer que accedes desde otro lugar te servirá para ver películas y series no disponibles en tu país, acceder a páginas web vetadas... De esta manera se puede evitar el bloqueo, y si no que se lo digan a los habitantes de China, donde la censura en Internet está a la orden del día y usar una buena VPN es fundamental.

Seguridad y privacidad

La privacidad de los usuarios y la seguridad de sus datos y comunicaciones están más expuestos que nunca. Todos podemos ser víctimas de la monitorización de nuestro tráfico web. Las redes VPN normalmente proporcionan encriptación y cifrado de datos tratando de poner coto a estos problemas. Eso sí, esto hay que cogerlo con pinzas: tu operador de telefonía aún podría obtener datos tuyos a través de las DNS, y por otra parte no todas las VPN son igual de "seguras". En función del país desde el que operen estarán sujetas a una legislación u otra. Si la VPN tiene su sede en Estados Unidos corres todos los riesgos posibles con esa jurisdicción en la mano. De ahí la importancia de seleccionar un servicio fiable.

Descargas P2P

Otro de los frentes abiertos por los operadores es el bloqueo de las descargas usando el protocolo P2P o al menos su boicot para que tú mismo te rindas por tu cuenta. Las VPN pueden ser muy útiles en este sentido ocultando ese tráfico a los ojos del operador y permitiéndote descargar tus contenidos. A las operadoras no les hace mucha gracia que los usuarios utilicen estas plataformas, y la industria cultural tampoco está por la labor de permitir la descarga ilegal de contenidos (si descargas algo legal, te fastidias también) y ejerce su correspondiente presión sobre estos operadores y sobre la propia administración pública. Usando una VPN podrás evitar este problema.

Desventajas de usar una VPN

Como has podido comprobar los usos posibles de una VPN y las numerosas ventajas que ofrece son una tentación. Sin embargo también debemos hablar de los inconvenientes, que aunque pocos los hay.

Velocidad

Es el principal escollo al usar una VPN: la velocidad de conexión baja. Este factor también depende del servicio contratado o de la ubicación del servidor que vayamos a usar. Como tus datos deben recorrer mucha más distancia, tanto como lejano sea el servidor al que te has conectado, los tiempos de respuesta se resienten. Es uno de los factores que suelen promocionar en los servicios de VPN y hay importantes diferencias entre uno u otro, si te decides por alguno comprueba bien las velocidades de conexión durante el periodo de prueba que suelen ofrecer. Consulta la velocidad de diferentes servidores en distintas partes del mundo para asegurarte de que la reducción de velocidad será la mínima posible. Lo mismo se aplica a la velocidad de subida y bajada de archivos.

Precio

Tunnelbear es una VPN gratuita muy popularTunnelbear es una VPN gratuita muy popular

Existen servicios VPN gratuitos, pero no son recomendables. Sus responsables siempre tendrán la tentación de vender tus datos al mejor postor para sacar dinero a cambio de tus datos, ese riesgo siempre existirá. Por otra parte este tipo de servicios suelen estar limitados a una determinada cantidad de tráfico diaria o mensual, una vez agotes esos datos tendrás que esperar o pasar por caja.

Lo normal es que los servicios VPN sean de pago y ofrezcan diferentes planes mensuales o anuales con los que rebajar el precio final. Si optas por contratar uno fíjate bien en toda su oferta: política de registro de logs de usuario, jurisdicción a la que está sometido, cantidad de países disponibles y de servidores, velocidad de la conexión usando diferentes servidores, si permite la descarga P2P o saltar restricciones de acceso a plataformas de streaming populares... Todos estos factores influyen directamente en el precio, toca realizar una tarea de búsqueda y comparación entre servicios para saber cuál tiene una mejor relación de calidad y precio.

Menos control de datos

Como comentamos al hablar de la seguridad y la privacidad que ofrece una VPN, es muy importante conocer bien qué VPN estamos usando, donde tiene su sede y desde qué países permite realizar conexiones. Normalmente todas estas plataformas cuentan con su propio apartado de privacidad para informar de qué tipo de logs se almacenan, y en algunos servicios son bastantes más de los deseables. Esto es particularmente flagrante porque la gran mayoría se presentan con una política de 0 logs que es mentira, o al menos no del todo cierta, al registrar datos que podrían identificarnos como horas de conexión y desconexión o cantidades de tráfico generadas. Asegúrate bien de leer todas las condiciones si no quieres que tus datos acaben finalmente en manos de terceros por orden judicial.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?