Windows 7 fondo

Si seguimos unas normas básicas de uso y tenemos en cuenta una serie de buenas prácticas de mantenimiento, podremos disfrutar de nuestro sistema operativo durante mucho tiempo y sin perder rendimiento.

Tarea 1. Antivirus sí o sí

Aunque no tengamos un PC demasiado potente, es casi imprescindible contar siempre con un antivirus instalado que nos evite futuros problemas y quebraderos de cabeza. Para ello, podemos optar por diferentes soluciones: desde recurrir a cualquiera de los productos comerciales que podemos encontrar en las tiendas de informática a instalar alguno de los antivirus gratuitos que varios fabricantes ya ofrecen (Microsoft, AVG, Avast!, etc.). De estos últimos, vamos a centrarnos en Microsoft Security Essentials, el antivirus de Microsoft que podemos descargar gratuitamente.

El único requisito para su instalación es que tengamos una copia de Windows 7 original, pues se valida antes de comenzar el proceso. entre sus virtudes, pese a que ofrece una protección básica (virus y malware), consume pocos recursos y tiene un bajo impacto en el rendimiento del equipo.

Guia 245 Windows 1

Una vez instalado se actualiza de manera automática a diario, mostrándonos en la barra de tareas un icono en forma de torre de un castillo con una banderita en lo alto. Si el icono se encuentra verde, todo está correcto, actualizado y en funcionamiento. En cambio, si se muestra naranja, es que requiere la atención del usuario (generalmente un fallo en la actualización o la petición de realizar un análisis periódico).

Por último, si el icono está en rojo, indica que algo grave ocurre con el servicio o que se ha detectado alguna amenaza. En este último caso, como es habitual, se nos mostrará un aviso emergente que informa de la amenaza y exhibe las posibles soluciones.

Tarea 2. El Cortafuegos del sistema

Otro aspecto fundamental para mantener nuestro equipo en buen estado, evitar ataques y contar con un mínimo de seguridad a través de la red de datos es el cortafuegos. Windows 7 incluye este componente de serie y nuestra responsabilidad es mantenerlo activado, máxime si tenemos un portátil con el que podemos contactarnos a redes WiFi de hoteles, aeropuertos o cafeterías, sitios donde mantener abiertas carpetas compartidas, servicios o puertos podría hacer que alguien accediese a nuestra máquina.

El Firewall de Windows 7 ha mejorado mucho respecto a versiones anteriores y, aunque de un primer vistazo pueda parecer simple y automatizado, lo cierto es que ofrece ajustes realmente avanzados. Si queremos ponerlo a punto y personalizarlo al máximo debemos ir a Inicio/Panel de control/Sistema y seguridad/Firewall de Windows.

Guia 245 Windows 2

Aquí conoceremos de un vistazo el estado de este componente, el nivel de bloqueo y las redes sobre las que está actuando. Ahora bien, si pinchamos a la izquierda, en Configuración avanzada, se abrirá una nueva ventana repleta de opciones. En el árbol de la izquierda, encontraremos un apartado para crear reglas de conexiones entrantes y salientes y reglas en base a ciertos criterios (pertenencia a dominios, tipo de encriptación, etc.), además de la sección de Supervisión, desde donde podremos ver en tiempo real qué está ocurriendo en nuestra conexión de red.

Tarea 3. Un navegador en el que confiar

Si optamos por instalar un antivirus gratuito en vez de una suite de seguridad completa, uno de los elementos más débiles de nuestro sistema será el navegador web. Primero, porque no tendremos nada que chequee la direcciones que visitemos antes de cargarlas y, sobre todo, porque el antivirus solo detectará la amenaza cuando físicamente llegue a nuestro equipo y sea de tipo vírica o malware. Sin embargo, hay más tipos de ataques que se pueden realizar a través de un navegador, y que para un antivirus tradicional pasan desapercibidos.

Una buena solución es recurrir a instalar un plug-in que proteja nuestro navegador y complemente la seguridad del antivirus. Uno de los más interesantes (y gratuito) es G Data CloudSecurity, que porporciona el mismo componente que la empresa alemana incluye en sus suites de seguridad, pero de manera gratuita para su instalación independiente y compatible con Internet Explorer y Firefox.

Guia 245 Windows 3

Una vez que lo hayamos descargado e instalado desde su Web, reiniciaremos el navegador y veremos un nuevo botón en su barra superior de iconos. Desde ese instante, estaremos protegidos y, si visitamos cualquier página que haya sido reportada como peligrosa, el complemento bloqueará el acceso a la página y nos mostrará un mensaje de advertencia.

De la misma forma, pinchando sobre el icono de la barra de tareas se nos mostrará un menú de opciones desde el que podemos hacer, entre otras cosas, desactivar el filtro o reportar una página sospechosa.

Tarea 4. Cifrado de datos importantes

Si manejamos archivos delicados, o tenemos un portátil que movemos frecuentemente de un lado a otro, nos deberíamos plantear algún tipo de cifrado de nuestra información para que, en caso de pérdida o robo, sea imposible acceder a ella.

Si tenemos Windows 7 Ultimate, la opción más sencilla es emplear BitLocker, una utilidad realmente potente capaz de cifrar toda la información del disco duro, aunque es preciso que nuestro equipo tenga en la placa base un chip de seguridad TPM para almacenar las claves de encriptación.

Guia 245 Windows 4

Para activarlo en nuestra unidad de disco, no tenemos más que ir a Inicio/Panel de control/Sistema y seguridad y pinchar en Cifrado de unidad BitLocker. A continuación, veremos una ventana en la que, junto a las unidades de disco, aparecerá la opción Activar BitLocker. Pinchando en ella, comenzará un asistente que comprobará el hardware de nuestro equipo y, si todo es correcto, procederá a cifrar el contenido del disco.

Si no contamos con Windows 7 Ultimate o el chip TPM, es factible echar mano de la utilidad de código abierto TrueCrypt. Esta permite encriptar todas nuestras unidades internas y extraíbles mediante algoritmos como AES. Pinchando en Create Volume de la interfaz de la aplicación se inicia el asistente que nos permite llevar a cabo la tarea.

Eso sí, utilizando este método, si conectamos la unidad externa o Flash en cualquier otro PC distinto al nuestro, necesitaremos tener instalado TrueCrypt para acceder a la información mediante la contraseña que elegimos en el asistente de encriptación.

Tarea 5. Control parental

Si tenemos hijos en casa con los que compartimos el ordenador, puede ser interesante marcar ciertas normas desde el comienzo, estableciendo un límite de tiempo de uso, restringiendo la ejecución de ciertos juegos o programas o impidiendo el acceso a ciertas webs. Para el control parental, tenemos infinidad de soluciones, aunque hablaremos de dos totalmente gratuitas.

La primera es el control parental del propio Windows 7 y el complemento ofrecido por Microsoft. Para activarlo tendremos que ir hasta Inicio/Panel de control/Cuentas de usuario y protección infantil/Control parental. Si solo tenemos creada la cuenta del administrador del equipo, tendremos que generar otra primero. Cuando pinchemos sobre ella, bastará marcar la opción Activado, aplicar la configuración actual y ajustar las diferentes funciones.

Guia 245 Windows 5

En caso de que este control parental incluido por defecto se nos quede corto, sobre todo porque no permite filtrar las webs por las que navegamos, podemos recurrir a Windows Live Safety, una utilidad gratuita de Microsoft que se integra a la perfección con Windows y que amplía las posibilidades del control parental incluido por defecto en 7.

Como alternativa a Microsoft y el propio Windows, tenemos Norton Online Family. Se trata de una versión gratuita bastante potente (también hay una de pago con funciones avanzadas y solo disponible en EE UU) y, lo más interesante, se maneja por completo desde la Nube.

Esto hace posible que podamos configurar los bloqueos a ciertas webs o por horas desde cualquier ordenador a distancia e incluso consultar los informes de uso desde cualquier móvil Android/iPhone instalando la aplicación adecuada.

Tarea 6. Cambia de sitio tus documentos

Por defecto, Windows 7 aloja los archivos de nuestro escritorio y bibliotecas de documentos en una ruta propia del disco. No es una mala opción, pero supongamos que tenemos un NAS de red con varios discos duros o un sistema RAID con dos o más unidades montadas para proporcionar la máxima seguridad de datos.

Tanto en estos casos como si queremos tener bajo una carpeta fácilmente identificable todos estos documentos, existe un sencillo truco para cambiar las rutas de estas ubicaciones y personalizarlas a nuestro gusto. Basta con que carguemos el Explorador de Windows (tecla de Windows + E) y, dentro de la unidad C:, busquemos la carpeta Usuarios y abramos la que corresponde a nuestro usuario actual.

Guia 245 Windows 6

Enseguida, veremos bastantes directorios, aunque a nosotros nos interesa hacer clic con el botón derecho del ratón sobre Escritorio (o Mis Documentos, Mis Imágenes, Mis Vídeos o Mi Música) y pinchar en la opción Propiedades.

Cuando se abra la nueva ventana, iremos a la pestaña Ubicación, donde localizaremos la ruta en la que actualmente se almacenan los archivos de la carpeta que hemos elegido. Pues bien, no tenemos más que pinchar en Mover y elegir una nueva ubicación para esa carpeta en cualquier otra ruta o unidad del sistema.

Al pinchar en Aceptar se moverán los ficheros de la carpeta elegida a la nueva ubicación sin ningún cambio para el usuario, que seguirá trabajando igual que antes y con los mismos accesos directos desde las aplicaciones.

Tarea 7. Programa copias de seguridad

Un punto fundamental para el manteniemiento de nuestro equipo es programar copias de seguridad automáticas de todos nuestros datos. Iremos a Inicio/Panel de control/Sistema y Seguridad/Copias de seguridad y restauración. Una vez en la ventana, picharemos sobre Configurar copias de seguridad, tras lo que se iniciará un asistente en el que iremos especificando las propiedades de la copia de seguridad: desde la unidad de disco en la que se volcará (o ubicación de red), hasta las bibliotecas de documentas y carpetas del disco que se copiarán, o la programación horaria a la que se ejecutará el back­up.

Guia 245 Windows 7

Nuestro consejo en este aspecto es que, si es posible, destinemos un disco externo USB exclusivamente a esta tarea, para que se ejecute de la manera más automatizada posible. Por último, para restaurar archivos una vez creadas las copias, desde la pantalla inicial podremos iniciar un asistente de restauración que nos guiará en el proceso de recuperar aquellos ficheros que necesitemos.

Tarea 8. Actualizaciones automáticas

En Windows 7 es importante mantener el ordenador actualizado con los últimos parches que se publiquen. Así, evitaremos problemas de seguridad, o fallos puntuales con determinado hardware/programas. Por defecto, después de la instalación del sistema, se activa la descarga y actualización automática del mismo, por lo que no debemos preocuparnos demasiado por este apartado.

Guia 245 Windows 8

Aun así, es importante saber que yendo a Inicio/Panel de control/Sistema y seguridad/Windows Update, se nos mostrará el estado del servicio, si existen actualizaciones pendientes de instalar e incluso la posibilidad de Ver el historial de actualizaciones instaladas previamente. Si pinchamos en Cambiar configuración podremos elegir el comportamiento del servicio (desactivado, avisos o instalación automática).

Tarea 9. Desfragmenta el disco duro

Una labor que es recomendable realizar de manera periódica, incluso con los nuevos Windows 7 es la desfragmentación del sistema. Gracias a ello, los archivos se reorganizan sobre el disco para ocupar sectores contiguos, logrando así mayor velocidad de lectura y ejecución, y disminuyendo el movimiento de las cabezas sobre la unidad de disco.

Para ejecutarlo, acudiremos a Inicio/Todos los programas/Accesorios/Herramientas del sistema y pincharemos en Desfragmentador de disco. En la nueva pantalla, no tenemos más que escoger la unidad de disco que nos interese y pinchar en Desfragmentar disco.

Guia 245 Windows 9

En primer lugar, se analizará la unidad y, después, se ejecutará el proceso solo si es necesario. Los más preocupados por este tema pueden pinchar en Configurar programación, desde donde es factible elegir que el proceso se ejecute automáticamente determinados días y así despreocuparse de esta tarea.

Tarea 10. Revisa el visor de eventos

Si queremos estar al tanto de lo que ocurre en nuestro PC, es interesante hacer una visita de vez en cuando al Visor de eventos de Windows. Ahí se nos mostrarán todos los mensajes que el sistema genera al arrancar y durante su funcionamiento y, en muchas situaciones, son la mejor pista para detectar algo que está fallando o que debamos revisar. Su uso está más reservado a usuarios avanzados, aunque es interesante conocer su existencia por lo que puede aportarnos.

Guia 245 Windows 10

Para consultarlo, tenemos que ir a Inicio/Panel de control/Sistema y seguridad/Herramientas administrativas y pinchar en Visor de eventos. Una vez abierto, si desplegamos el apartado de Registros de Windows, encontraremos organizados en categorías todos los registros recopilados por el sistema. La mayoría serán correctos y simples confirmaciones, pero otros (indicados con iconos de peligro o advertencia) nos pueden señalar que algo está fallando en el equipo y que requiere nuestra atención.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado