Qué es y para qué sirve Adobe AIR

Adobe AIR es un entorno de ejecución de aplicaciones multiplataforma. Está especialmente enfocado a aplicaciones web, ejecutadas en entornos de escritorio. Gracias a él, todo aquel software que fuera desarrollado en Adobe Flash, Adobe Flex, HTML o AJAX, podría usarse como una aplicación completamente funcional en diversos sistemas operativos, sin necesidad de crear desarrollos independientes.

La historia de Adobe AIR se remonta al 1997, cuando la compañía norteamericana lanzó una primera versión preliminar. Una año después, se lanzó en versión beta y, finalmente, el 25 de febrero de 2008, en pleno auge de Internet, se publicó su primera versión estable, la 1.0. Para que Adobe Air fuese realmente efectivo y cumpliese sus objetivos, debía estar disponible en el mayor número de sistemas posible. Por eso, se distribuyó entre los usuarios de Windows, Android, Mac OSX y iOS. También hizo acto de presencia en Linux, con una versión alfa lanzada en 2008. No obstante, Adobe Air para Linux fue descontinuado en 2011.

La principal función de este software es ejecutar software desarrollado específicamente para la Web como aplicaciones de escritorio y, posteriormente, como aplicaciones móviles. Por eso, una de sus mayores bondades es la capacidad de hacer funcionar cualquiera de estos desarrollos sin necesidad de estar conectado a Internet. Algunas compañías que lanzaron aplicaciones compatibles con Adobe Air fueron eBay, AOL o Grooveshark. Como puedes notar, todas estas tienen en común algo: son empresas que ofrecen, u ofrecían, servicios en línea y que querían tener presencia en el escritorio de forma sencilla y rápida.

En la actualidad, Adobe AIR sigue estando disponible y, como es habitual, en Malavida te ofrecemos la descarga de su última versión. Sin embargo, debes tener en cuenta que este software padece la misma decadencia que otros servicios de la compañía como, por ejemplo, Adobe Flash. La llegada de HTML5, su profunda implantación en la red y la capacidad que ofrece de crear aplicaciones web progresivas, completamente integradas en el navegador y en el sistema operativo, ha acabado por sentenciar a Adobe Air.