Cómo recortar una imagen con Adobe Illustrator

En Adobe Illustrator tienes varias herramientas que te ayudan a recortar imágenes. La primera de ellas te permite seleccionar un área rectangular y eliminar el resto del contenido. Primeramente, selecciona la imagen y abre el menú Object. Allí haz clic en Crop Image.

Cortar imagenCortar imagen

Ajusta el área que deseas recortar.

Seleccionar area de recorteSeleccionar area de recorte

Haz clic en Apply para aplicar los cambios.

Aplicar recorteAplicar recorte

Además de este método, puedes crear una selección personalizada con cualquier forma usando la herramienta de trazado.

Herramienta de selecciónHerramienta de selección

Del mismo modo, puedes usar le herramienta de creación de formas para crear trazados redondos o rectangulares.

Herramienta de creación de formasHerramienta de creación de formas

Crea el trazado sobre la imagen para recortar una porción concreta.

Crear trazado sobre la imagenCrear trazado sobre la imagen

Cuando termines, asegúrate de que el trazado está por encima de la imagen. Hazlo con un clic derecho y, en el menú, seleccionando Arrange y, a continuación, Bring to Front.

Traer al frente el trazadoTraer al frente el trazado

Entonces, selecciona la imagen y el trazado con la herramienta de selección. Seguidamente, abre el menú Object, Clipping Mask y, finalmente, haz clic en Make.

Recortar trazadoRecortar trazado

Adobe Illustrator aislará la selección del resto de la imagen para que puedas trabajar con ella.

Resultado del recorteResultado del recorte

Por último, para dividir un objeto en una cuadrícula selecciónalo y abre la opción Path del menú Object. Allí, pincha en Split Into Grid.

Cortar la imagen en cuadrículaCortar la imagen en cuadrícula

Escoge el número de columnas y files y haz clic en el Ok.

Confirmar recorte en cuadrículaConfirmar recorte en cuadrícula

Sobre tu imagen se trazará una cuadrícula que te permitirá dividirla en varias porciones del mismo tamaño. Recuerda que, cuando termines de recortar tu imagen, deberás guardar los cambios. Puedes hacerlo como proyecto, en el formato propio de Adobe Illustrator o exportando el fichero como imagen, usando la extensión que más te convenga. Esta última opción está disponible en el menú File, en el apartado Export.