Cómo hacer que Avast! no bloquee un programa

Avast!, al igual que otros muchos antivirus, permite añadir excepciones a su escaneo para evitar problemas de compatibilidad o falsos positivos en los escaneos. Si quieres librar a alguna aplicación concreta del implacable análisis de este popular antivirus, sigue los pasos que te detallamos a continuación. En primer lugar, abre el menú principal y pulsa en Settings para abrir los ajustes generales de la aplicación.

Menú de configuraciónMenú de configuración

Sitúate en el apartado General y, a continuación, abre la sección Exceptions. Entonces, utiliza el botón Add exception para añadir una nueva excepción.

Añadir excepciónAñadir excepción

En el siguiente diálogo, escribe la ruta completa donde está ubicada la aplicación que deseas que Avast! pase por alto y, así, evite escanearla. Es importante que sepas que, además de directorios, también puedes escribir una página web, utilizando una URL individual o su dominio, o señalar archivos concretos. En el caso de no conocer la ruta de la aplicación, puedes usar el botón Browse para navegar por el sistema de archivos. Recuerda que la mayoría del software instalado se encuentra en la carpeta Program files.

Buscar directoriosBuscar directorios

Adicionalmente, usa la opción More para visualizar opciones avanzadas. En esta sección, Avast! permite añadir como excepción un proceso o comando específico.

Modo avanzado de excepcionesModo avanzado de excepciones

Cuando tengas localizado el archivo, el directorio o la URL que deseas eximir del escaneo, pulsa en Add exception.

Añadir excepciónAñadir excepción

Una vez hecho esto, podrás visualizar la lista de excepciones que has añadido. Vuelve a este apartado si deseas eliminar cualquiera de ellas.

Lista de excepcionesLista de excepciones

Te recomendamos que demuestres cautela a la hora de añadir excepciones y lo hagas con aquel software que realmente conoces y en el que sabes que puedes confiar. De lo contrario, tu ordenador podría infectarse provocando la pérdida de datos, la corrupción de la unidad de almacenamiento o, incluso, daños más graves.