Qué es el modo Robo Rumble de Brawl Stars y cómo ganarlo

El modo Robo Rumble de Brawl Stars es una prueba de resistencia; una batalla de desgaste frente a oleadas de robots, que intentarán destruir una caja fuerte que nuestros personajes se deben encargar de defender. En esencia, el modo no podría ser más sencillo. Eso no significa que sea fácil: conforme vayamos avanzando en el juego, cada vez nos costará más repeler a los enemigos.

Ten en cuenta que este evento tiene una duración de 13 minutos, pero no está pensado con la idea de que los jugadores lleguen hasta el final. Si lo consigues significará dos cosas: primero que tienes un buen equipo con el que te compenetras bien, segundo que dominas Brawl Stars a la perfección y eres un maestro del juego. Y, como remate final, habrás ganado el escenario.

Vale la pena señalar que este es un evento semanal, que va rotando junto con el resto y que no está disponible cada semana. Antes se accedía a él mediante tickets, pero con la última actualización del juego basta con tener al menos 350 trofeos.

Cómo ganar el modo Robo Rumble

Piensa que la zona de la caja fuerte va a ser una zona constante de conflicto, así que Pam y su curación en área son un imprescindible para cualquiera que se plantee intentarlo. Lo siguiente sería usar a un DPS que cuente con una torreta que ataque a los enemigos en su radio de acción. Jessie, Penny u 8Bit son buenos ejemplos (la torreta de 8Bit hace que vuestros disparos hagan más daño, así que es para planteárselo). Por último, necesitamos un heavyweight que aguante con el grueso del daño. En este aspecto, El Primo, Rosa o Frank son tres buenas opciones.

Página de personaje de PamPágina de personaje de Pam

Si no quieres recurrir a un DPS con torreta, tienes la alternativa de usar uno que haga daño en área. DynaMike o Barley (pero sobre todo DynaMike) pueden ser la ayuda que tu equipo necesite en los momentos más delicados.

Teniendo todo esto en cuenta, la única opción que te queda es entrar en la arena y resistir todo lo que puedas. Buena suerte, porque te va a hacer falta.