Cuál es el mejor sistema de control para Fortnite

En Android, Fortnite sólo cuenta con dos formas de control: táctil o con mando. De entre estas dos formas de manejo no cabe duda de que el control más cómodo, ágil y eficaz es el mando, pese a que hay jugadores muy buenos que son capaces de ganar usando solamente controles táctiles.

Pero si analizamos Fortnite a nivel global, teniendo en cuenta los controles de otras plataformas, el sistema de control que mejor funciona en el juego de Epic Games es el teclado y ratón. Pasamos a analizar las ventajas e inconvenientes de cada tipo de control.

Controles Táctiles: Mucho Aimbot

Si jugamos con controles táctiles después de haber jugado con teclado o mando durante varias semanas o meses, notaremos que tenemos una precisión “extraordinaria” para el tipo de control que estamos utilizando. La realidad es que los jugadores de smartphones tienen una especie autoapuntado (aimbot), o lo que es lo mismo, en el momento que más o menos apuntamos a un jugador, Fortnite automáticamente enfocará a la cabeza para realizar un disparo mucho más certero.

Sin embargo, la desventaja de jugar con controles táctiles en smartphone es insalvable. A nivel competitivo nadie juega haciendo uso de la pantalla táctil. Acciones como construir o editar son mucho más incómodas que con cualquier otro control.

Mando: Máxima comodidad

Jugar con mando es lo más cómodo si estamos empezando en Fortnite. Los controles son muy intuitivos y ofrecen la posibilidad de jugar a gran nivel.

Sin embargo, jugar con mando sigue suponiendo una desventaja competitiva con respecto a los jugadores de teclado y ratón. Cada vez es más raro ver a jugadores de primer nivel jugando con mando. La única ventaja competitiva que tiene jugar con mando es que también hay autoapuntado, pero reducido a su mínima expresión desde 2020. He ahí que ahora ya casi no haya jugadores competitivos con mando.

Teclado y ratón: Máxima competitividad

Los jugadores de teclado y ratón no necesitan ayudas, en sí su sistema de control ya las tiene todas. Con el ratón es posible hacer movimientos muy ágiles en cuestión de décimas de segundo, pero también podemos apuntar con la máxima precisión reduciendo la sensibilidad con la rueda del ratón.

A mayores, gracias a la gran cantidad de teclas sumado al ágil movimiento del ratón, los jugadores pueden editar y construir a velocidades de vértigo; inasumibles para quienes juegan con mando.

Dicho esto, queda claro el control más competitivo es el teclado y ratón, mientras que en Android lo mejor es usar mando, al no ser compatible los anteriormente mencionados.