Qué es Fortnite

Fortnite es un juego de supervivencia y disparos en tercera persona, dicho en pocas palabras. El juego comenzó su andadura como un título de supervivencia, en el que nos enfrentábamos a hordas de monstruos generados por el propio juego. Más adelante evolucionó y se incluyó el modo battle royale, que todos conocemos, ese en el que nos enfrentamos a otros 99 jugadores por ver quién es el último que queda en pie al final de la partida.

Un battle royale funciona, en esencia, con las reglas de la famosa película protagonizada por Takeshi Kitano (la famosa Battle Royale, 2000): los jugadores se despliegan en una isla, donde deben ir recogiendo recursos y armamento para enfrentarse a los demás miembros de la partida. Acto seguido, por el mapa irán apareciendo una serie de anillos que se irán cerrando, cambiando el tamaño de las zonas seguras y agrupando a los jugadores en un anillo central.

Al principio de la partida, de hecho, es posible que no te encuentres con demasiados jugadores. Te aseguramos que, conforme lon minutos de juego avancen, tendrás verdaderos problemas para encontrar un hueco en el que ocultarte. Siempre puedes construir tus propias coberturas, pero ten en cuenta que los demás jugadores pueden usar (y usarán) tus mismas herramientas para evitarlo.

Fortnite cuenta con tres modos de juego en la actualidad:

  • Salvar el Mundo es el modo cooperativo que enfrenta a jugadores contra la máquina. El programa controla a una especie de zombis conocidos como husks, que son lo que queda de la humanidad una vez la mayor parte de esta ha desaparecido. La recolección de recursos, la fabricación de materiales y el uso de armas son primordiales para sobrevivir:
  • Battle Royale es el modo de juego más famoso, como ya hemos comentado. Las mecánicas son de sobras conocidas: acabar con los demás jugadores hasta ser el último que quede en pie:
  • Fortnite Creative es un modo que permite a los jugadores crear cualquier cosa que se les pase por la cabeza. Se puede incluso jugar a juegos no oficiales, como algunos de carreras o de plataformas:

Fortnite no quiere quedarse aquí, sino que aspira a ser mucho más en el futuro dado su poder de convocatoria. Veremos si toda esta ambición consigue traducirse en algo o si, lamentablemente, todo queda en planes.