Cómo verificar tu cuenta en Instagram

Las cuentas verificadas de Instagram nos ayudan a distinguir qué cuentas representan realmente a una persona o una marca y cuáles no. A este tipo de usuarios se les otorga una insignia azul que indica que se ha comprobado su identidad real. Esto es especialmente útil para los perfiles más populares o de interés público que pueden ser víctimas de una suplantación de su identidad.

La realidad es que cualquier usuario puede solicitar la verificación de su cuenta. A continuación, te explicamos cómo puedes hacerlo tú mismo. En primer lugar, accede a los ajustes de la app, pulsando sobre Settings, en el menú lateral derecho que encontrarás en tu perfil.

Abrir ajustes de InstagramAbrir ajustes de Instagram

Seguidamente, abre el apartado Account.

Abrir ajustes de cuentaAbrir ajustes de cuenta

Entonces, pulsa sobre Request verification. De esta manera, iniciarás el proceso para verificar tu identidad.

Iniciar la solicitud de cuenta verificada en InstagramIniciar la solicitud de cuenta verificada en Instagram

Por último, rellena los campos requeridos, indicando tu nombre real, cómo eres conocido y la categoría a la que pertenece tu perfil. Cuanto lo tengas todo listo, pulsa sobre Send para enviar la solicitud.

Enviar solicitud de verificaciónEnviar solicitud de verificación

Si todo ha ido bien, Instagram te confirmará que tu solicitud ha sido enviada correctamente.

Envío de solicitud completadoEnvío de solicitud completado

Realizar este proceso no asegura que se te conceda la insignia de cuenta verificada. De hecho, Instagram toma en cuenta algunos factores antes de verificar un perfil. Por ejemplo, influye significativamente el número de seguidores, el tener o no una página de empresa verificada en Facebook, que existan otras cuentas que intenten suplantar tu identidad o el uso que le das a Instagram.

Para decidir si enviar o no tu solicitud, te será útil comprender bien el objetivo de este sistema. Las cuentas verificadas, en muchos casos, pretenden combatir malas prácticas, como la desinformación. A modo de ejemplo, cualquier persona puede crear una cuenta no oficial que actúe en nombre de un organismo gubernamental y usarla para publicar noticias falsas. Si ese mismo organismo tiene una cuenta oficial verificada, los usuarios sabrán dónde acudir para obtener información veraz.